A tu Salud
 
Contraseña olvidada
Salud Cuidado Personal En Forma Nutrición Sexualidad
 
Cuidado Personal - Noticias
Lo más reciente y novedoso en el ámbito del cuidado personal

Alopecia: Patología de preocupación para hombres y mujeres


/Redacción ATS Web/MSD



En los últimos 20 años, se han incrementado los casos de alopecia o caída del cabello, patología con causas genéticas y hormonales pero en la que el estrés también está cada vez más apareciendo como un tercer factor desencadenante.

“No el estrés cotidiano al que nos sometemos todos diariamente, sino el ocasionado por un evento significativo como: un duelo por la pérdida de algún familiar; un divorcio; el desempleo; una crisis financiera”, afirmó el doctor Jerry Shapiro, reconocido Dermatólogo de la Asociación Canadiense de Dermatología, profesor de Dermatología de la Universidad de Bolonia, e investigador internacional de Finasterideen el Vancouver Hospital, TheSkin Center en la British Columbia University, Vancouver (Canadá), quien dio una conferencia a médicos especialistas del país sobre los avances en torno a este problema que afecta tanto el autoestima del que la sufre.

Shapiro indicó que las opciones terapéuticas existentes en el mercado más las alternativas quirúrgicas, ofrecen cada día retrasar y combatir este problema de salud que afecta cada vez más hombres y mujeres.
Por su parte, la doctora Ana Kaminsta, también ponente en el encuentro, profesora titular de Dermatología de la Universidad de Buenos Aires, Argentina, indicó que aproximadamente en 50% de los hombres y en 38% de las mujeres, la alopecia se presenta popr causas genéticas.

Ambos especialistas indicaron que, para el diagnóstico, es pertinente realizar una historia clínica minuciosa del paciente: revisar cuáles son los antecedentes familiares; antecedentes personales: estrés, déficit nutricionales, fármacos, seborrea, acción de agentes físicos o químicos, y la enfermedad actual: patrón de distribución (difuso o localizado), tiempo de evolución, manifestaciones acompañantes (locales o sistémicas), forma de inicio (aguda, crónica), evolución (en brotes, lentamente progresiva, irreversible).

En el caso de la alopecia en mujeres, su causa se orienta fundamentalmente a aquéllas que tienen síndrome de ovarios poliquísticos, afirmó Kaminsta. “También, presentan alteraciones capilares relacionadas con los andrógenos, pero en este caso lo que se describe es un incremento anormal de los niveles de estas hormonas, aunque la sensibilidad de los receptores situados en el cuero cabelludo se encuentra en límites normales”.

Sobre la Alopecia


La pérdida del cabello puede desarrollarse de forma gradual o repentina. Puede ser el resultado de los factores genéticos, del envejecimiento, de las enfermedades cutáneas locales y de las que afectan al organismo general (enfermedades sistémicas). Muchos fármacos pueden también producir la caída del cabello. Cuando se produce en la cabeza, la pérdida del cabello es conocida como calvicie.

La alopecia androgénica es el tipo más frecuente. Un nivel ligeramente elevado de la hormona masculina dihidrotestosterona probablemente juega, junto con los factores genéticos, un papel importante. La caída del cabello puede empezar a cualquier edad, incluso en la adolescencia. En los varones, por lo general comienza en la frente o en la parte superior de la cabeza y sigue hacia atrás.

La alopecia tóxica, por su parte, es la caída del cabello que resulta de la tensión física o psicológica. La pérdida de peso repentina, muchas enfermedades graves (sobre todo las que producen fiebres altas), o la cirugía puede causar la caída del cabello. En general, este tipo de pérdida es temporal y este vuelve a crecer.

La alopecia ereata es una enfermedad cutánea frecuente en la que se produce la pérdida repentina de parches redondos e irregulares de cabello. Se cree que la causa puede ser una reacción autoinmune, en la que las defensas inmunológicas del organismo atacan erróneamente a los folículos pilosos.

La alopecia cicraticial se manifiesta en zonas cicatrizadas o lesionadas y el crecimiento nuevamente de cabello en esa zona es improbable.

Para su diagnóstico el especialista evalúa el patrón masculino o femenino según su apariencia típica. Por lo general, se examinan las astas del cabello al microscopio y se puede realizar una biopsia de la piel. Si en el examen encuentran irregularidades hormonales u otras enfermedades graves, pueden necesitarse exámenes de sangre para identificar esos trastornos.

Para su tratamiento en hombres y mujeres, existen fármacos que se puede aplicar directamente en el cuero cabelludo todos los días. Otros que pueden ingerirse vía oral producen un bloqueo de los efectos de las hormonas masculinas sobre los folículos pilosos . Una solución más permanente puede ser el trasplante de cabello.
 
MLG MEDIA, C.A - RIF: J-31192775-1 / Todos los Derechos Reservados - Copyrigth © - 2011