A tu Salud
 
Contraseña olvidada
Salud Cuidado Personal En Forma Nutrición Sexualidad
 
Salud - Noticias
Avances médicos, investigaciones científicas y lo más novedoso en el mundo de la salud

Anticonceptivos con drospirenona elevan riesgo de sufrir coágulos


Yakary Prado/Información BMJ

De acuerdo con los resultados de dos estudios presentados este mes de abril por científicos de Nueva Zelanda y Estados Unidos, y publicados en British Medical Journal (online) las mujeres que toman pastillas que contienen drospirenona (un tipo de progesterona sintética) presentaron tres a cuatro veces más riesgo de desarrollar cóagulos, que aquellas que ingerían pastillas con levonorgestrel.

Uno de los estudios, de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, comparó a 186 mujeres de entre 15 y 44 años que habían sufrido un coágulo, con 681 damas que no. Las que tomaron esta pastilla de cuarta generación (que se comercializa bajo el nombre de Yaz o Yasmin) presentaron un riesgo 2.3 veces superior de coágulo.

La otra investigación, llevada a cabo con damas del Reino Unido, halló un riesgo tres veces superior de coágulos en mujeres que tomaron la pastilla con drospirerona, frente a las que tomaban levonorgestrel.
Aún así, los científicos aclararon que el riesgo a desarrollar coágulos por la ingesta de estas pastillas anticonceptivas de cuarta generación, sigue siendo menor que el que presentan las mujeres embarazadas. Según los datos de ambas investigaciones, el riesgo absoluto sigue siendo mínimo (31 mujeres por cada 100.000 mil según el estudio norteamericano, y 23 mujeres por cada 100.000 según el estudio practicado en el Reino Unido.

Uno de los doctores que intervino en el estudio, Steven R. Goldstein, profesor de ginecoobstetricia del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York, consideró que estos hallazgos no suponen la prohibición de ingesta de estas pastillas.

"Si tengo un paciente que venga mañana a comenzar a tomar anticonceptivos, quizá no le recete Yaz o Yasmin", aseguró Goldstein. "Pero, muy definitivamente no le quitaría la receta del producto a alguien que ya lleva seis meses o un año y le está yendo bien, si no tiene antecedentes familiares ni personales de tromboembolia", puntualizó en declaraciones a agencias.

Por recomendaciones médicas, toda mujer que presente mayor riesgo de coágulos no debería tomar ningún tipo de pastillas anticonceptivas.

Por su parte, el investigador recordó que las pastillas con drospirenona han demostrado ventajas en disminuir la retención de agua y en el tratamiento del trastorno disfórico premenstrual, una especie de síndrome premenstrual con síntomas más acentuados y que afectan más dramáticamente la cotidianidad de las mujeres.

"Definitivamente, hay ventajas para las personas adecuadas. No me desharía de las pastillas por estos resultados”, acotó.

¿Qué dice la OMS?

La Organización Mundial de la Salud preparó un documento denominado Improving Access to Quality Care in Family Planning: Medical Eligibility Criteria for Initiating and Continuing Use of Contraceptive Methods (Mejora del Acceso a la Atención de Calidad en Planificación Familiar: Criterios Médicos de Elegibilidad para Iniciar y Continuar el Uso de Métodos Anticonceptivos) en el año 1996. Los criterios se prepararon después de deliberaciones entre expertos internacionales de salud, incluidos los médicos de FHI.

Conforme a estas recomendaciones, el uso de anticonceptivos orales de dosis bajas presenta un riesgo de salud inaceptable en los siguientes casos:
• Las mujeres con presión sanguínea elevada (nivel sistólico superior a 180 y nivel diastólico superior a 110).1
• Las mujeres con enfermedades de los vasos sanguíneos (enfermedades vasculares).
• Las mujeres con historia de trombosis venosa profunda (coágulo sanguíneo) o embolia pulmonar (coágulo sanguíneo en el pulmón), o las mujeres que actualmente tienen esas enfermedades.
• Las mujeres que actualmente tienen enfermedades cardíacas isquémicas, o con historia de enfermedades cardíacas isquémicas.
• Las mujeres con historia de ataque apoplético.
• Las mujeres con enfermedades de las válvulas cardíacas complicadas.
• Las mujeres que piensan someterse a cirugía mayor y que van a estar inmóviles durante mucho tiempo.
• Las mujeres que sufren de dolores de cabeza intensos, acompañados de trastornos de la vista.
• Las mujeres mayores de 35 años y que fuman mucho (más de 20 cigarrillos diarios).
 
MLG MEDIA, C.A - RIF: J-31192775-1 / Todos los Derechos Reservados - Copyrigth © - 2011