A tu Salud
 
Contraseña olvidada
Salud Cuidado Personal En Forma Nutrición Sexualidad
 
Salud - Historia de Vida
Testimonios de esfuerzos en pro de la salud

Ases de Venezuela intenta dar soluciones a personas con VIH- Sida


Mariel Cabrujas M.

Lowing González sabe qué es vivir con una enfermedad crónica. Haber sido diagnosticado con VIH, le valió al estudiante de Economía para enfrentar la dificultad de obtener los medicamentos gratuitos constantemente, acceder a los servicios sanitarios y aceptar su nueva condición de salud.

“El proceso de aceptación es muy duro al comienzo. Uno siente mucho miedo y dolor, pero mientras más rápido se cumpla, las cosas funcionan mejor, porque se entiende que tener el virus no te priva de tus emociones, deseos y de llevar una vida común y corriente”, afirma González, quien consciente de esta situación se sumó a otras personas seropositivas en el país, para crear hace 11 años la fundación Ases de Venezuela.

La organización nació para servir de apoyo a quienes viven con el virus en el territorio nacional y a su entorno familiar. Asistencia en las pruebas de laboratorio necesarias para descartar la presencia de agentes oportunistas, así como en los estudios virológicos para conocer el estado del sistema inmune son algunas de las labores que desempeña la fundación. Además, se le brinda consejería a la persona con VIH sobre cómo aceptar su nueva condición, cómo mejorar la calidad de vida, qué hábitos saludables debe implementar y qué cambios deberá hacer para desarrollar plenamente su sexualidad sin riesgos.

La prevención y formación en el área es otro de los retos que se planeta la fundación cotidianamente. Para ello, aparte de las campañas educativas que realizan, el equipo se aboca a la tarea de formar a docentes en el tema para conformar los grupos de proyecto del servicio comunitario, que están en la obligación de prestar los bachilleres que aspiren al título de educación superior.

“La idea es que los estudiantes se sensibilicen y se conviertan en unos caballitos de batalla para ayudarnos a hacer prevención en torno al VIH- Sida y a encontrar nuevas maneras más efectivas de lograr el objetivo”, explica González.

Inclusión para prevenir

Para González, Ases de Venezuela se diferencia de otras organizaciones similares, porque también incluye en su lista de ayuda a personas que viven en situación de calle y que no cuentan con ningún tipo de recursos económicos.

Los motivos para hacerlo sobran: El derecho a la salud está consagrado como uno de los derechos más valiosos del ser humano, y además esta acción favorece la salud pública. Cuando estos individuos reciben atención médica oportuna, reducen el riesgo de contraer virus oportunistas que pudiesen ser contagiados al resto de la población.

Conscientes de que la prevención también tiene que tocar la puerta de los grupos con más riesgo de contraer el virus, en la fundación se han realizado líneas de investigación que incluyen a la población de transformistas y aquellas que se exponen al uso de sustancias ilícitas. La clave está en acercar el mensaje a la mayor cantidad posible de personas, sea cual sea su condición de vida y salud. Para alcanzar este ideal es fundamental dejar de lado la discriminación y abrir las puertas al conocimiento útil.

Ser aceptados en el trabajo, comenzar nuevas relaciones de pareja e incluso acceder a servicios médicos siguen siendo trabas en la vida de quienes tiene VIH- Sida. “Son muchas las necesidades que tienen las personas que viven con el virus y que no sólo tienen que ver con pruebas de laboratorio y medicamentos”, comenta el miembro de Ases de Venezuela, quien apuesta a la multiplicación de las voces para cercar a la discriminación.
 
MLG MEDIA, C.A - RIF: J-31192775-1 / Todos los Derechos Reservados - Copyrigth © - 2011