Recomendaciones para combatir el insomnio

El insomnio es la incapacidad que tiene una persona para alcanzar el sueño o dormir las horas que sean necesarias y así descansar adecuadamente. En la actualidad, el encierro por la pandemia, las preocupaciones económicas y los niveles de estrés, hacen que el número de personas que padecen de este mal, aumente cada vez más.

Generalmente, el insomnio es la causa de factores médicos o psicológicos que varían de una persona a otra.

Causas

Entre las causas médicas que pueden estar asociadas al insomnio se encuentran las enfermedades del sueño, los trastornos psiquiátricos, las enfermedades metabólicas y hormonales. El embarazo y la menopausia también se deben tener en cuenta.

Entre las causas externas pueden encontrarse factores ambientales que influyan en nuestra capacidad de conciliar el sueño. Por ejemplo: malos hábitos, abuso de sustancias o medicamentos, un inadecuado horario de trabajo, problemas personales, etc.

También, malos hábitos como trasnochar en exceso, falta de rutina para irse a dormir, hiperactividad física o navegar por Internet justo antes de dormir.

Síntomas

Dificultad para conciliar el sueño (la persona pasa mucho tiempo dando vueltas en la cama antes de poder dormirse).

Despertarse demasiado rápido por la mañana sintiéndose cansado y con somnolencia.

Despertarse con frecuencia durante la noche.

¿Qué problemas pueden derivar del insomnio?

Entre los principales efectos se encuentran:

Cambios repentinos de humor.

Agotamiento o malestar general.

Retraso en la capacidad de reacción de estímulos.

Falta de memoria.

La reducción del campo visual o la ralentización del habla.

Irritabilidad.

Foto cortesía

Consejos

1 – Crea una rutina.

Encuentra una actividad que te relaje antes de ir a la cama. Evita ver televisión o navegar por internet y establece unos horarios fijos para acostarte y levantarte.

2 –  Utiliza la cama para dormir.

En estos tiempos de pandemia, evita llevarte trabajo a la cama. Consigue otro lugar para realizar tus actividades cotidianas como leer, estudiar, etc. Además, asegúrate de que tu colchón sea confortable. 

3- Haz ejercicio físico.

Practicar algún deporte durante el día, mejora la calidad del sueño. Intenta crear una rutina sencilla antes de ir a dormir.

4-  Aplica técnicas de relajación

La meditación y las técnicas de respiración progresivas son ideales para conciliar el sueño.

5- Crea tu ambiente ideal.

Reduce la intensidad de luz antes de ir a dormir, esto ayudará a conciliar mejor el sueño. Además puedes escuchar música instrumental que ayude con la relajación o incluso, sonidos de la naturaleza.

Con información de: https://muysaludable.sanitas.es/

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados