Ejercicios: Fortalecimiento de antebrazos

Las personas mayores que han sido activas en su juventud expresan que la fuerza de agarre es la última que se pierde al envejecer, y varios estudios lo confirman.

Nuestra fuerza de agarre está asociada con una menor incapacidad futura, o lo que es lo mismo, unas manos fuertes.

Cuando hablamos de agarre fuerte, nos referimos a la musculatura que va desde el codo hasta la punta de los dedos; es decir, en el fortalecimiento de los antebrazos (músculos y huesos).

Si le ha pasado que sus brazos, hombros y espalda pueden levantar un gran peso, pero no sus manos, es momento de fortalecer los “antebrazos”.

También puedes consultar: Ejercicios de balance y estabilidad

ANTEBRAZOS O FLEXO-EXTENSIÓN DE MUÑECAS CON BRAZOS
EXTENDIDOS Y PRONADOS

ejercicio-1

  1. Para la posición inicial, colócate de pie, con las piernas ligeramente separadas al ancho de tus
    caderas. Extiendan los brazos hacia el suelo, elevándolos ligeramente un poco hacia adelante, en posición pronada; es decir, con las palmas hacia abajo y sujetando un par de mancuernas cuyo peso sea manejable.
  2. Flexione y extiende tus muñecas en forma lenta, primero hacia arriba y después hacia abajo. Según Glen González, fisioterapeuta y asesor de A Tu Salud, “este ejercicio fortalece muñecas y antebrazos”.
ANTEBRAZOS O FLEXO-EXTENSIÓN DE MUÑECAS CON BRAZOS
FLEXIONADOS Y PRONADOSejercicio-2
  1. Para la posición inicial, colócate de pie con las piernas ligeramente separadas al ancho de tus
    caderas. Flexiona los brazos para hacer un ángulo de aproximadamente 95° en posición pronada; es decir, con las palmas hacia abajo y sujetando un par de mancuernas cuyo peso sea manejable.
  2. Procede a flexionar y extender tus muñecas, lentamente, hacia arriba y hacia abajo. “Este ejercicio fortalece las muñecas y los antebrazos, además de exigir a la zona de los hombros un trabajo de resistencia”, acota González.
ANTEBRAZOS Y HOMBROS O FLEXO-EXTENSIÓN DE BRAZOS EN POSICIÓN PRONADA

ejercicio-3

  1. Para la posición inicial, colócate de pie, con las piernas ligeramente separadas al ancho de tus caderas.
    Flexiona los brazos para hacer un ángulo de aproximadamente 90° en posición pronada; es decir, con
    las palmas hacia abajo y sujetando un par de mancuernas cuyo peso sea manejable para ustedes.
  2. Flexiona tus antebrazos de modo que tus puños lleguen al frente de los hombros y luego extiéndelos, lentamente, hasta llevarlos a la posición inicial de 90°. González indica que ”este ejercicio fortalece
    los antebrazos y los hombros, otorgándoles resistencia y flexibilidad”.

También puedes consultar: Fortalecimientos de brazos con ligas

Fuente: ATS / Glen González: Fisioterapeuta. E-mail: [email protected]

 

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados