La alimentación balanceada: Requisito a los 50 años

Nota de prensa Burson Marsteller

El envejecimiento natural del cuerpo humano requiere continuar y realzar los hábitos saludables en cuanto a la alimentación y a la actividad física. “La disminución del ejercicio y la pérdida de masa muscular son cambios que se observan en los adultos mayores de 50 años”, comenta el nutricionista Rafael Quevedo, quien explica que para evitarlo es necesario tener una buena alimentación y combinarla con actividad física diaria, de por lo menos media hora.

El especialista asegura que seguir estos consejos proporcionará la energía y vitalidad necesarias para llegar a los 50 años con buen pie. La nutrición es un factor vital que debe cuidarse para facilitar la adaptación del cuerpo.

Muchas veces, algunos componentes de la dieta no se consumen en las cantidades adecuadas, en particular las vitaminas y los minerales. El problema radica en que los adultos mayores se alimentan, pero no siempre lo hacen balanceadamente. Esta situación puede originar la llamada “monotonía alimentaria”, es decir, el consumo diario de los mismos alimentos.

Las nuevas necesidades nutricionales para seguir en forma, saludable, con plenitud y vitalidad, imponen incluir a todos los grupos de alimentos en su justa medida y estar atento a cualquier déficit nutricional.
La ingesta de vegetales y frutas proporciona cantidades innumerables de vitaminas y minerales, que deben ser aprovechadas al máximo por el organismo al llegar a los 50 años, pues estos alimentos fortalecen al sistema inmunológico y tienen propiedades antioxidantes.

Asistir a consulta nutricional también es importante a esta edad. El especialista podrá detectar cualquier deficiencia y sabrá si la alimentación debe apoyarse en complejos nutricionales.

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados