La hidratación en entrenamientos físicos

Cuando se da inicio a cualquier clase de entrenamiento físico, lo primero que se debe tomar en cuenta es que a mayor rendimiento y trabajo, mayor liberación de líquidos que deberán reponerse, por eso, para no comprometer nuestra salud, debemos estar más atentos a esa necesidad de re hidratación.

Interpretando al cuerpo

Sobre la forma correcta de hidratarse, Iván Suescún, instructor, y Edna Brener, calificada con ocho certificaciones en entrenamiento, consideran que la mejor hidratación para la actividad física es la que se hace bebiendo sorbos de agua de forma progresiva y sin exageraciones.

Ambos entrenadores recomiendan ser flexibles, evitando interpretaciones genéricas sobre lo que pueda ser sano o no, ya que cada organismo es diferente y lo que resulta bien para algunas personas podría resultar contraproducente para otras.

Lo más responsable es conocer previamente nuestras condiciones de salud para poder identificar, con mayor tino, lo que nuestro cuerpo requiere y pide de forma particular” – agrega Brener.

Lea además: Apps para entrenar este 2017

En ese sentido, Suescún resalta la capacidad del organismo para generar síntomas como sed, calor, agotamiento, dolor de cabeza, mareos, manos secas o calambres, para anunciar cualquier riesgo de deshidratación o descompensación de líquidos.

hidratación
Cortesía
Líquidos hidratantes

De acuerdo con estos dos especialistas, para una persona que no posea condiciones especiales de salud y practique actividades de alto rendimiento y duración, como pueden ser las sesiones de trote, spinning o bicicleta, la ingesta de bebidas energizantes/rehidratantes comerciales podría funcionar eventualmente.

Los jugos naturales también son una opción variada para quienes realizan entrenamientos sencillos de bajo rendimiento.

“Pero la opción más efectiva, por su inocuidad ante cualquier condición de salud, y el efectivo procesamiento de su composición, es el agua”- confirman.

Lea además: 10 reglas para mantenerse libre de lesiones al correr

Mitos peligrosos

“Hay muchos mitos en torno a la hidratación” afirman Brener y Suescún, “Las personas equivocadamente usan toda clase de indumentarias, trucos e implementos para sudar de forma excesiva, con la idea equivocada de que de esa forma están adelgazando”.

Efectivamente, durante el ejercicio hay una pérdida de peso momentánea por la fuga de líquidos que se genera a través de la transpiración y la respiración, pero el mismo sistema de ajuste hídrico del organismo hará que ese peso sea recuperado apenas se consuma algo que contenga agua.

“Cuando la gente se deshidrata pierde peso, pero no es el peso que nos debe interesar perder, porque no hace daño al organismo, es lo que se llama “peso bueno” y su ausencia más bien compromete de forma seria nuestra salud  y hasta nuestra belleza, porque también afecta negativamente la apariencia de nuestra piel, cabello, uñas”- explica Brener.

“Las personas que se envuelven en fajas o plásticos para sudar, no permiten que el proceso de liberación de calor y toxinas se haga naturalmente. Entonces la sana desintoxicación del organismo a través del sudor no sucede correctamente”- concluye Suescún.

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados