Ortorexia: Obsesión por la comida sana

El término ortorexia tiene su origen en el griego y significa “apetito correcto”. Esta definición fue usada recientemente para designar un nuevo tipo de enfermedad que se suma a la lista de trastornos alimenticios.

La ortorexia es un tipo de trastorno obsesivo caracterizado por el deseo patológico de alimentarse sanamente. Consiste en un control exhaustivo y cada vez más estricto de los patrones alimenticios, en el que se niega el consumo de comidas con aditivos o colorantes.

En muchas ocasiones el trastorno termina generando déficit nutricional, debido al rechazo de muchas de las comidas. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ortorexia afecta alrededor de 28% de la población de los países occidentales.

Lea también: ¿Cómo evitar trastornos alimentarios desde la niñez?

Aunque las consecuencias de la ortorexia dependen de su gravedad, una de sus características es que es una enfermedad progresiva y silente, que hace que el día a día del sujeto esté cada vez más limitado. Así, la ortorexia puede comenzar por limitar mucho la alimentación, evitando la ingesta de carne roja, huevos, azúcares, lácteos y grasas. Además, le impide al individuo (que puede durar horas planeando sus platos) comer fuera de casa.

Los grupos más vulnerables son las mujeres jóvenes y quienes se dediquen a disciplinas como el fisiculturismo y el atletismo. En las personas afectadas priva el deseo de mantenerse completamente sanos, atribuyéndole a la dieta toda la responsabilidad del estado de bienestar.

Es común que quienes sufran de ortorexia piensen continuamente en qué van a comer y sientan gran sentimiento de culpa si no logran cumplir a cabalidad los patrones alimenticios exigidos por ellos mismos.

Causas
Son varias las razones por las que una persona puede llegar a sufrir ortorexia. Entre ellas destacamos las siguientes:
– Esperan obtener beneficios físicos y psíquicos. Creyendo que una dieta pura lo cura todo y previene las enfermedades.
– Deseo desmedido de tener mejor salud.
– Evitar el daño que le pueden causar algunos alimentos, debido a los colorantes y conservantes.
Dieta del picoteo A Tu Salud
Consecuencias
Muchos ortoréxicos pueden llegar a sufrir desequilibrios dietéticos y nutricionales, llegando a tener déficits de vitaminas y minerales, osteoporosis, anemia, hipotensión. Asimismo, ansiedad, depresión, hipocondrías, hipervitaminosis o hipovitaminosis y en estados avanzados, trastornos obsesivos compulsivos con respecto a la alimentación.
Equilibrio vital

Para evitar este trastorno es importante adoptar una dieta balanceada, donde se incluyan a todos los grupos de alimentos en su justa proporción. Excluir por completo a las grasas y carbohidratos no es una solución sustentable a largo plazo, pues el organismo tomará consciencia de la falta de los nutrientes necesarios para llevar a cabo las funciones diarias.

Ante cualquier duda con respecto a los patrones alimenticios que promueva cambios bruscos en la dieta habitual, la opción más recomendable es consultar a un nutricionista. El especialista es la persona indicada para elaborar planes alimenticios que se ajusten a la realidad física y emocional de cada quien.

Lea más: Trastornos alimenticios no son cosa solo de adolescentes

Con información de agencias y Pulevasalud

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados