Yoga para fomentar la relajación y concentración infantil

ATS Web (Con información de CR)

Las tareas cotidianas y el agitado ritmo de vida en nuestras ciudades no solo afecta a los adultos, los niños también pueden sentirse estresados, mostrando alteraciones en su conducta y rendimiento académico. En tal sentido, practicar yoga es una excelente opción para que los más pequeños mejoren su concentración, se relajen y al mismo tiempo aprendan a cuidar su propia salud.

La licenciada en yoga, Libia Villalobos, egresada de la red Gran Fraternidad Universal, comentó que esta disciplina tiene mucho que ofrecer a los niños ya que los ayuda a canalizar sus emociones y a optimizar su capacidad de concentración y atención, lo cual mejora su rendimiento escolar. También favorecen a la armonía del sueño, además de fortalecer el espíritu de grupo.

Mediante este tipo de iniciativas, los pequeños pueden aprender sobre la importancia del contacto con la naturaleza y crear conciencia de lo indispensable que resultan el ejercicio y la meditación en la vida cotidiana. “Los niños son muy visuales, lo que ayuda a su concentración; es por esto que solemos complementar las clases de yoga con otras actividades como colorear mandalas”, dijo Villabos.

Como una alternativa para los más jóvenes, en estas vacaciones el centros de fitness Gold’s Gym, en sus tres sedes ubicadas en Montalbán, el C.C. Bazar Bolívar y el C.C. El Recreo, ofrece un plan de yoga infantil para los hijos de los miembros dirigido por un equipo altamente capacitado en esta disciplina. Se trata de cinco sesiones semanales cuya duración será de una hora aproximadamente.

Una psicóloga y tres licenciadas en yoga serán las encargadas de enseñar a los niños esta forma de vivir basada en la meditación y relajación. Previamente, dicho equipo ha ideado un excelente método didáctico basado en colores y posturas corporales, por medio del cual los niños podrán relacionarse con las técnicas de relajación que le facilitarán el aprendizaje de valores como la tolerancia y responsabilidad.

Cada sesión estará dividida en 30 minutos de ejercicios y estiramientos, 15 minutos de relajación y otros 15 minutos de mandalas. Durante la última clase de meditación los padres podrán compenetrarse con sus hijos en una terapia especial de relajación.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados