El envejecimiento capilar SÍ existe ¡y puedes retrasarlo!

Poco se habla del envejecimiento capilar. O, al menos, muy poco en comparación con el envejecimiento de la piel, ya que el cabello lo podemos teñir para ocultar las canas.

Sin embargo, el envejecimiento capilar es una realidad a la que todo el mundo, en mayor o en menor medida, se enfrenta a lo largo de su vida. El paso del tiempo no perdona a nadie y, en este caso, el problema reside en la falta de atención que le prestamos a nuestro cabello -al contrario de lo que ocurre con nuestro rostro.

Qué es el envejecimiento capilar y a qué se debe

Foto Referencial

Según especialistas en dermatología, se puede definir el envejecimiento capilar como un proceso por el cual el cabello se va debilitando, perdiendo hidratación, brillo, fuerza y afinándose hasta en ultima instancia llegar a caerse, produciendo alopecia.

Aquí radica la primera clave para todos aquellos que temen a la caída de pelo, quienes tendrán que analizar si se dan estas condiciones para poder anticipar este estadio y, por tanto, evitarlo o retrasarlo.

Además, se trata de un proceso natural del cuerpo que señala aquello que tanto tememos: el envejecer. Sin embargo, hay varios factores que explican su origen y otros tantos que pueden acelerar ese proceso. 

Si bien existen condiciones genéticas (antecedentes familiares) que juegan un papel importante, en el caso de la población masculina pueden incidir un desequilibrio en los niveles de testosterona.

En cuanto a las mujeres se puede generar debido a una falta de estrógeno. Sin embargo, otros factores externos como: la contaminación, desordenes alimenticios o dietas muy estrictas o no equilibradas, falta de nutrientes, el estrés, el uso de productos químicos (tintes, champús, productos para el cabello…), temperaturas extremas, secadores, planchas y la exposición solar, pueden contribuir a este envejecimiento capilar.

Por último, hay dos condicionantes añadidos que pueden agravar aún más el envejecimiento capilar:

  • El uso de medicamentos o drogas para aumentar la masa muscular durante los entrenamientos en el caso de los hombres.
  • Las dietas de ayuno intermitentes mal planteadas, que pueden acabar en un déficit de nutrientes y, por lo tanto, en una mayor caída de pelo. Todo tiene un precio.

Cómo saber si tengo envejecimiento capilar

Los primeros síntomas a tener en cuenta son el debilitamiento del cabello, que además crece más fino, y un estado de deshidratación y rotura importante.

Al percatarnos de esto, debemos abordarlo con rapidez, para diagnosticar el motivo por el que estamos sufriendo esa debilitación del pelo y así poder tratarlo de una manera más eficaz.

Cómo afrontarlo

Foto Referencial

Una vez analizado el problema, llega el momento de recurrir a las soluciones. Además de un buen cuidado capilar diario y una dieta equilibrada, algunos doctores proponen tratamientos como la Mesoterapia, el Plasma Rico en Plaquetas (PRP) y/o las Terapias de Luz Led, todos ellos enfocados en la estimulación del crecimiento y la densidad del folículo piloso. 

Para alopecias más avanzadas se puede recurrir al microinjerto capilar, donde no hay cicatrices, no requiere anestesia general y no se sufre un proceso traumático.

Lea También: El aceite de oliva, el nuevo must para nuestro rostro

Con Información de: Glamour.mx

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados