Halloween: rutina desmaquillante después de una noche terrorífica

Cada 31 de octubre se conmemora Halloween o la noche de los muertos, esta típica fiesta anglosajona ha ido ganandoterreno en varios países, pero más allá de la decoración de los hogares, las típicas actividades con el truco o trato, disfrazarse, contar historias de miedo o ver películas de terror, cada año se prepara con dedicación y detalle el maquillaje que vamos a llevar. Ojeras, cicatrices, cortes y moratones, todo vale para lograr que nuestra caracterización no deje a nadie indiferente, puesto que esto es lo que consigue que la transformación sea tan especial y auténtica.

En la noche de Halloween, el objetivo es lograr un maquillaje duradero, fácil de aplicar y aún más fácil de retirar. Antes de maquillarse, la limpieza e hidratación son dos pasos fundamentales porque contribuyen a mejorar los resultados obtenidos. “Hay que hidratar correctamente con una crema o gel, de esta forma acondicionaremos la piel protegiéndola del maquillaje, y haciendo que este dure mucho más tiempo”, señala Genoveva Lucena Bello, farmacéutica en la Farmacia la Espartería en Córdoba, España.

Otra cosa muy importante es escoger un buen maquillaje: hay que asegurarse de que este sea hipoalérgico, ya sea con o sin perfume, y que la piel lo tolere.

Cómo debemos desmaquillarnos y con qué productos

Foto Referencial

Una vez terminada la fiesta y la diversión, llega otro punto clave en el cuidado de la pieldesmaquillarse. Irse a la cama maquillada/o es un error puesto que puede causar graves consecuencias como una irritación, enrojecimiento y picor, además de una sequedad pudiendo provocar una fragilidad en la piel e incluso rotura de la misma. Por lo tanto, se debe hacer una limpieza correcta y completa que permitirá que la piel amanezca radiante.

Para lograr que la piel quede limpia, la farmacéutica recomienda “extender el producto uniformemente en la cara o la zona que hayamos maquillado, dejarlo actuar unos minutos para que disuelva bien el maquillaje y proceder a retirarlo con un disco de algodón o con una esponja”. Para evitar que la piel se irrite aconseja que tanto los discos como las esponjas desmaquillantes  sean humedecidos previamente.

Lucena indica que “se debe empezar a retirar el producto desde el centro de la cara hacia las partes laterales, siempre siguiendo este movimiento”. En la misma línea, recomienda un producto que nos ayude  a mantener la piel sana, evitando así imperfecciones como puntos negros, deshidratación o pérdida de luminosidad, como es el agua micelar  puede usarse a diario, tantas veces como sea necesario ya que no irrita ni daña la piel”, explica.

La especialista, también aconseja qué productos utilizar en función de qué tipos de piel, puesto que no todas son iguales y necesitan el mismo tratamiento.

Lea También: Skin Care: cuidar tu piel es más fácil de lo que imaginas

Con Información de: Cuidateplus.marca.com

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados