Imaginar que se consumen alimentos reduce su ingesta real

Redacción Equipo A Tu Salud Web con información del Servicio de Información y Noticias Científicas

Si desea perder peso, le resultará útil pensar en comer su dulce favorito. Este descubrimiento, publicado en la revista Science, invierte el supuesto que sostenía que pensar en la comida hace que se coma más.
Investigadores de la Universidad Carnegie Mellon (EEUU) revelan que cuando se imagina comer un determinado alimento, se reduce el consumo real del mismo.

El equipo de investigación probó los efectos de la exposición repetida a la imaginación del consumo de un alimento en su consumo real y descubrió que con solo imaginar el consumo de un alimento disminuyen las ganas que de él se tuvieran.

“Tratar de suprimir los pensamientos de los alimentos que se deseen con el fin de reducir la ansiedad es una estrategia fundamentalmente fallida”, explica Carey Morewedge, autor principal de este estudio.

Estos hallazgos ayudarán a desarrollar futuros procedimientos para reducir la ansiedad de consumo de alimentos poco saludables. Otras implicaciones incluyen el descubrimiento de que las imágenes mentales pueden representar la habituación en ausencia de estimulación sensorial preingestiva y que la estimulación repetida puede desencadenar las consecuencias del comportamiento de dicha acción.

“La habituación no se rige sólo por las entradas sensoriales, sino también por el modo en que nos representamos mentalmente la experiencia de consumo. Hasta cierto punto, la mera imaginación de una experiencia es un sustituto de la experiencia real. La diferencia entre imaginar y experimentar puede ser más pequeña de lo que se suponía”, subraya Joachim Vosgerau, otro de los autores.

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados