Sentirse vulnerable no es débil

En algún punto todos hemos sido vulnerabilidad a alguna situación y esto es capaz de derrumbarnos. Sin embargo, lo ideal es aceptar esta situación y enfrentar el porqué nos sentimos vulnerables.

Cuando reconocemos la vulnerabilidad dentro de nosotros, es más fácil aceptar el hecho de que no somos perfectos. Eso conlleva a crecer y madurar. No obstante, tiene más de valor psicológico que otra cosa.

Valentía y vulnerabilidad están unidos

No existe valentía sin miedo. No nos podemos limitar, de lo contrario es la cobardía la que hace acto de presencia y con ella la sensación de debilidad.

Desde ese punto es que aclaramos que vulnerabilidad y debilidad no sean lo mismo.

Aceptar ser vulnerable implica dar un paso al frente, apostar o arriesgarse, a pesar de sentir miedos y o sentirse herido, pero ser débil tiene más que ver con tener poca resistencia, con bajar la guardia y ceder ante las desgracias y situaciones difíciles.

¿Puedes entender la diferencia? No permitas que nadie te diga débil cuando estas dando tu máximo esfuerzo por sentirte vulnerable y fuerte ante cualquier situación.

Lea también:
AUDIO: Vacuna contra el covid-19 sería prioridad en población con sistema inmunitario vulnerable

Con información de: https://www.objetivobienestar.com/

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados