¿Por qué se dejó de recetar DES durante el embarazo?

El DES es un tipo sintético de la hormona femenina de estrógeno. Desde la década de 1940 hasta la de 1960, a las mujeres encinta se les recetaba DES para prevenir abortos espontáneos, parto prematuro y otras complicaciones del embarazo.

En el año 1971, los científicos vincularon la exposición al DES antes del nacimiento con un tipo raro de cáncer que afecta al cuello del útero y la vagina, llamado adenocarcinoma de células claras. Poco después de publicado el estudio, los médicos dejaron de recetar DES a las mujeres embarazadas. Otros estudios revelaron que el DES puede ocasionar problemas en el sistema endocrino del cuerpo.

Las mujeres cuyas madres recibieron DES mientras estaban embarazadas pueden correr más riesgo para una variedad de problemas médicos.

Por ejemplo, esas mujeres tienen una probabilidad 40 veces mayor de desarrollar adenocarcinoma de células claras que las mujeres no expuestas al DES dentro del vientre materno. No obstante, ese cáncer es muy raro y todavía es bastante baja la cantidad de mujeres expuestas al DES que lo contraen.

Por otro lado, el riesgo de ese grupo para cáncer de mama también es ligeramente mayor. Si bien no parece que el riesgo para otros tipos de cáncer sea mayor entre las mujeres expuestas al DES, la investigación sobre el tema todavía no ha concluido.

Embarazo A Tu Salud

Lea también: ¿Qué siente tu bebé cuando tienes sexo en el embarazo?

Otras posibles complicaciones de la exposición al DES pueden incluir mayor riesgo para desarrollar células anormales en el cuello del útero y la vagina, las cuales pueden detectarse con un examen de Papanicolaou. Esas células no son cancerosas, pero pueden terminar por conducir al cáncer si no se las detecta ni trata.

La presencia de cambios en la estructura del cuello del útero, la vagina y el útero es más común en las mujeres con exposición intrauterina al DES. Dichos cambios pueden derivar en que el cuello del útero, la vagina o el útero tengan una forma rara. En algunos casos, eso puede dificultar el quedar encinta o llevar un embarazo sano a término.

Otros problemas relacionados con el embarazo entre las mujeres expuestas al DES incluyen embarazos tubáricos o ectópicos, abortos espontáneos y una afección grave que puede desarrollarse durante el embarazo, llamada preeclamsia.

Debido a que todos estos problemas de salud están vinculados a la exposición como feto al estrógeno artificial, algunos médicos han advertido a las mujeres expuestas al DES que también eviten otros tipos de estrógenos, entre ellos, la terapia de reemplazo hormonal y los anticonceptivos orales.

Lea también: Motivos para evitar el alcohol en el embarazo

Sin embargo, ningún estudio ha mostrado una vinculación entre esos tipos de estrógenos, dentro de los que estaría incluida la crema vaginal de estrógeno, y mayores riesgos para la salud.

De todas maneras, es importante que usted converse con su médico sobre cualquier inquietud que tenga respecto a la exposición al DES. Ese profesional puede valorar su riesgo general y hacerle recomendaciones acerca de los exámenes de detección y otros seguimientos médicos, en base a sus necesidades personales.

A las mujeres expuestas al DES se les puede recomendar, por ejemplo, someterse más a menudo a exámenes de Papanicolaou para buscar cambios celulares en el cuello del útero y la vagina. De igual manera, a las mujeres con exposición al DES se les puede recomendar tratamiento para la infertilidad antes de lo normal, así como más control durante el embarazo.

 

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados