Primer crucero que navega en tiempos de pandemia

En el mar el primer crucero del mundo que se atreve a navegar en pandemia, parte con muchos menos pasajeros y bajo estrictas medidas de bioseguridad.

La responsabilidad del capitán es grande, si el virus entra en el barco el paraíso flotante puede convertirse en un infierno.

Selfies al sol y bebidas heladas al borde de la piscina marcaron los días.

Aunque la pandemia también se notó a bordo en general en el primer crucero que estuvo navegando durante Semana Santa.

El viaje transcurrió como los pasajeros esperaban de Génova a Nápoles y hasta Malta después de tanto tiempo de restricciones y cierres.

Primer crucero en tiempos de pandemia se realizaron pruebas anticovid-19

Los pasajeros decidieron hacer este viaje por el bien de su salud mental.

«Este es un pequeño paraíso, un reducto de libertad, por supuesto respetando las medidas de seguridad con mascarillas».

Tanto los pasajeros como la tripulación tuvieron que hacerse pruebas de covid-19 antes de partir.

Además fue obligatorio llevar mascarillas excepto en los camarotes, piscinas y durante las comidas.

Normalmente en este barco viajarían más de 6.000 pasajeros ahora sólo pueden alojar a 2.000.

El plan de higiene aprobado por las autoridades italianas ha acostado más de 300.000 euros.

Su capitán dice que es muy importante serlo del único y primer crucero que está navegando ahora mismo, pero también implica mucha presión y responsabilidad más que antes.

Pero el riesgo que el virus se cuele en el barco sigue presente, por ejemplo, cuando los pasajeros y la tripulación van a tierra.

Porque si alguien se contagiará, pasaría de ser el paraíso flotante a convertirse rápidamente en un hervidero de virus y las vacaciones en un infierno.

Con información de www.dw.com

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados