Pubertad no sólo es tema de las niñas, también es de los padres

La pubertad debe estar acompañada de los padres, porque no existe un manual que diga cómo controlar la ansiedad, cuando llegue el momento.

Explica la Dra. Carmen Mantellini, Ginecobstetra, al señalar que no solamente los padres tienen inquietudes, sino también las niñas.

«Porque ven cambios físicos en sus amigas, que les generan cuadros de ansiedad, al decir: por qué ella se ve así y yo no», indica la Dra. Mantellini.

Refiere que para la pubertad no hay una edad exacta pero hay factores físicos y emocionales que dan señales de su llegada.

La especialista hace énfasis que por pandemia y el confinamiento se ha pasado, el desarrollo ha pasado desapercibido.

«He recibido llamadas constantes de los padres, porque no se esperaban la llegada de la pubertad y que la primera menstruación iba a ocurrir en estos tiempos», sostiene la Ginecobstetra.

Precisa que se debe identificar la edad de los cambios físicos a partir de los 8 años. Porque justamente 2 años antes de la primera menstruación la niña empieza a perder el pecho plano.

Y aparece el famoso «botón mamario», relieve que hace más evidente, porque la mama se desarrolla y la niña empieza a pedir el acostumbrador.

«Porque le da pena que se le nota ese relleno», dice la Dra. Mantellini.

Afirma que hay un porcentaje pequeño de niñas a quienes no les aparece ese botón mamario, pero si vellos en el pubis, más oscuros gruesos y dispersos.

Otro de los signos de la eventual pubertad es el flujo genital, explica la Ginecobstetra, como respuesta a las hormonas del ovario.

Pubertad se nota 1 año antes de la primera menstruación

«Avisan que la primera menstruación es prácticamente inminente en los próximos 6 a 12 meses», detalla la Dra. Mantellini.

Señala que la creación de hábitos, sobretodo erróneos como la utilización diaria de protectores, para la eventual llegada de la pubertad se convierte en un mal aliado.

«Probablemente le causará a la niña inflamación y flujo no deseado. Lo que se debe hacer es llevar la toalla guardada en un bolsito que tenga consigo la niña«, sugiere la Dra. Mantellini.

Luego con la llegada de la primera menstruación las primeras reglas serán irregulares, pidiéndole venir la menstruación cada 45 días.

«A veces se pueden tener ciclos de 36 a 39 días y eso se puede considerar normal, para darle tranquilidad a la madre y a la niña«, precisa la Ginecobstetra.

La Dra.Carmen Mantellini, Ginecobstetra, coloca a disposición su cuenta @dramantellini en Instagram para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados