¿Sabes cómo dormir bien por las noches?

Dormir bien de noche, sigue siendo objeto de debate entre los especialistas del mundo.

Y es que pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo y aún no sabemos por qué dormimos, se conocen algunas cosas, pero mucho sigue siendo un misterio. 

Todos los seres vivos siempre han estado sometidos a un ritmo de sueño y vigilia del mismo, que consiste en el dormir bien.

Porque el sueño es una parte esencial de la vida, si los humanos y los animales no duermen, se mueren.

Desafortunadamente dormir bien a menudo ya no es lo natural para los humanos modernos, incluso las luces de intensidad son más comunes.

Hasta hace algunas décadas una o dos velas a distancia de un metro de los humanos, tenían un efecto negativo en nuestros sueños.

Por la noche debemos relajarnos y sobre todo, evitar hacer uso después de las 8 de la noche de dispositivos electrónicos.

El mal dormir, es una de las razones que conduce a una enfermedad muy extendida en nuestra sociedad por la falta de sueño.

En la actualidad, la falta de sueño afecta a las personas de todas las edades.

Falta de dormir bien afecta al 10% de los adultos en todo el mundo

Representando un problema de que casi el 10% de los adultos en todo el mundo, que sufre graves trastornos del sueño.

Especialistas indican que por falta de dormir bien, durante los últimos 50 años, se ha perdido una hora y media de sueño nocturno.

Y ahora los científicos de todo el mundo se están movilizando para regresar a los buenos tiempos del dormir bien.

Sin embargo, el dormir bien se puede recuperar, porque el sueño se ha descuidado por tanto tiempo.

Pese a que muchos intentan hasta  tratamientos naturales y laboratorios de sueño de alta tecnología, poder dormir bien.

Las nuevas generaciones hemos perdido alrededor de una hora y media de sueño nocturno. Hoy en día el ciudadano europeo medio, duerme menos de 7 horas.

Un programa arrojó que un tercio de las personas de 18 y 35 años de edad, duermen menos de 6 horas por noche, siendo una de las causas es la omnipresencia por la luz azul.

Que no solo perturban las noches a las dormitorios, sino que también altera la vida cotidiana, como en el caso de los jóvenes que se van a descansar cada vez más tarde.

Y la mitad de ellos sufren de una grave falta de sueño, por la luz eléctrica que es omnipresente, pero tiempo atrás la mayoría de la población solamente se tenía una lámpara.

Porque la electricidad era muy costosa y los padres de esos tiempos no podían costear el servicio eléctrico.

Al señalar «apaga la luz o la vas a acostar tú», hoy día la electricidad está tan económica que literalmente nos damos un baño de luz azul y nunca tenemos sueño.

El ciclo luz-oscuridad es el sincronizador más importante de nuestro reloj biológico interno, que tenemos en común con otras especies como las plantas y los animales.

Con información de www.dw.com
 

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados