Sincope: pérdida transitoria de la conciencia que puede pasarle a cualquiera

Son signos del sincope, la pérdida transitoria de la conciencia y sus características en un inicio rápido y abrupto.

Así lo explica la Dra. Geumil Bustamante, médico Cardiólogo, quien destaca que es importante especificar la duración, si es transitorio (muy corto) y recuperación completa posterior al evento.

Refiere que esto ayudará a los pacientes y familiares, para que se tenga dentro del contexto clínico y facilitar al Cardiólogo Clínico o Neurólogo, si realmente se trata de un evento sincope o no.

Detalla la Dra. Bustamante, que el sincope, está asociado a la incapacidad de mantener el tono postural.

Además que hay disminución del nivel de conciencia, rápido y transitorio, «la persona no puede mantenerse de pie, la recuperación suele ser rápida y espontánea».

Sincope puede ser traumático y no traumático

El sincope lo define la Cardiólogo, es la pérdida transitoria de la conciencia, que puede ser de tipo traumático y no traumático.

Detalla que se manejan desde los aspectos: cardiovascular y neurológico, dentro de ellos cardiogénico y no cardiogénico.

Explica la Dra. Bustamante que los cardíacos están causados por trastornos del ritmo de brabicardia  (frecuencias cardíacas lentas), taquicardias (aumento de la frecuencia cardíaca).

Así como de cuadros de hipotensión que generan gasto cardíaco, y también la obstrucción del flujo sanguíneo en el ventrículo izquierdo del corazón.

«Algunos casos de vasodilatación en las disecciones cardiovasculares agudas», detalla la Dra. Bustamante sobre el sincope.

Los no cardíacos, explica la Dra. Bustamante, son los reflejos neuromediados por hipotensión ortostática, por deshidratación o pérdidas sanguíneas.

«Donde se excluyen las disecciones vasculares agudas dependiendo del riesgo de recurrencia y de las actividades que se asocian a los eventos tanto corto como a mediano plazo».

Consulta cardiológica

Dice la Cardiólogo será el pronóstico del evento las repercusiones que pueda tener el sincope tanto para el paciente, como para el allegado.

Posterior al evento sincopal, el paciente debe ser evaluado en una consulta de cardiología clínica, bajo interrogatorio de todos los antecedentes personales y familiares.

Que permitirá determinar las condiciones clínicas que generaron el evento y determinar el riesgo de recurrencia y hacer una «batería de laboratorios».

Entre los que se incluye el perfil 20, radiografía de tórax, electrocardiograma en reposo para descartar una cardiopatía.

Así como un Holter de ritmo cardíaco, para descartar «si hay trastorno del ritmo de conducción auriculoventricular que lo desencadenan algunos pacientes».

La duración del sincope debe ser de segundos, dado que las pérdidas de conciencia son un amplio espectro de condiciones.

En las que son importantes que dure de 1, 2 o 3 minutos, porque sino el sincope pasaría a una catalogación distinta.

Los sincopes pueden afectar a cualquier persona, incluso pacientes pediátricos, asegura la Dra. Bustamante.

Aunque con contextos y connotaciones diferentes a los que ocurren en adolescentes y adultos, incluso en personas mayores.

Precisa la Cardiólogo, que se han notado pacientes entre 15 y 18 años de edad, «generalmente la incidencia del sincope es en personas jóvenes».

La Dra. Geumil Bustamante, médico Cardiólogo, coloca a disposición su cuenta @dra.bustamante.cardiologia en Instagram para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados