"TOC afectan al 6% de la población mundial"

Tricotilomanía (obsesión de arrancarse el cabello), trastorno dismórfico corporal (obsesión por verse un defecto físico), trastorno de conducta alimentaria como vigorexia (obsesión de tener musculación muy pronunciada),  ortorexia (obsesión por comer saludablemente exageradamente), son trastornos obsesivos-compulsivos, mejor conocidos como TOC que afectan al 6% de la población.

Así lo asegura Luis Madrid Peroza, psicoterapeuta, vicepresidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría, quien refiere que para la población afectada esto puede ser bastante discapacitante, ya que por los TOC padecen de trastornos de ansiedad que ocupa al 2.5% a la población en general.

«Los trastornos obsesivos-compulsivos son una enfermedad que transcurre con cierta frecuencia y que se caracteriza porque el individuo tiene ideas obsesivas intrusivas, que están en la consciencia del individuo, que generalmente son absurdas, desagradables e incontrolables, llegando a abrumar», detalla Madrid Peroza.

Agrega el especialista en Psicoterapia que los TOC producen angustia y ansiedad, acompañado de obsesiones de actos compulsivos con conductas excesivas repetitivas e incontrolables para el individuo, que busca neutralizar la ansiedad o la idea obsesiva.

«Si hay predominio de ideas obsesivas y actos compulsivos o si tiene ambas de igual magnitud, en base a esto se determinará el tipo de trastorno, así como el tratamiento indicado, que dependerá de la edad de aparición», sostiene Madrid Peroza.

Resalta que el TOC es una enfermedad que puede aparecer a temprana edad, desde la infancia por lo general en varones y el de población adolescente y adultos en ambos sexos, que padecen obsesiones frecuentes.

«TOC GENERA ANSIEDAD COMPULSIVA»

«Contaminación por pegajosidad de las superficies, o si se apagó el calentador de agua o las hornillas de la cocina, si hay orden en la casa, si hay un cuadro torcido, si la puerta está un poco doblada o si hay algo fuera de lugar le genera una gran ansiedad por arreglarlo, comparada con  la negativa de un familiar fallecido o una catástrofe natural», precisa el Psicoterapeuta.

Mientras que los trastornos compulsivos, detalla Madrid Peroza, son: limpieza por usar productos clorados, bañarse excesivamente, chequear constantemente las cosas, botar objetos, contar carros azules que pasan, contar personas de camisa amarilla que pasen, así como tics como movimientos de cabeza, de hombros, aplausos, movimientos extravagantes como parpadeos, sonidos como toser, aclararse la garganta y movimientos como rozar paredes, inclusive tocarse cierta parte del cuerpo y evitar pasar por debajo de un puente, «son obsesiones muy selectivas por el individuo que le genera angustia discapacitandolo». 

Luis Madrid Peroza, psicoterapeuta, vicepresidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría, coloca a disposición su cuenta @madridperoza en Instagram para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados