2 ejercicios básicos para mejorar la movilidad del tobillo

Los dolores en los pies son más habituales de lo que podamos pensar, y los tobillos se llevan el primer lugar en lo que a las dolencias en esta parte del cuerpo se refiere.

Según un estudio realizado el 68% de los españoles siente dolor en los tobillos, mientras que ese porcentaje asciende al 80% si nos referimos a los pies en general. 

Con unas cifras tan esclarecedoras solo queda preguntarse por qué son dolores tan habituales y entrar a analizar las causas de que estos sean constantes. Porque no es lo mismo sufrir un esguince de tobillo que sentir una molestia habitual y a veces sumamente dolorosa.

¿Por qué duelen los tobillos?

Foto Referencial

Una de las lesiones más frecuentes son los esguinces o torceduras que generan un intenso dolor. Aparte de esta lesión existen otras causas que son leves o transitorias, como pueden ser las tendinitis que se formen alrededor de la articulación o incluso alguna infección en la piel.

Sin embargo, las dolencias que más preocupan a las personas mayores y a todo el mundo en general, son aquellas que se mantienen constantemente y que llegan a incapacitar o a hacer más complicado el día a día de las personas.

Tobillos hinchados

Aparte de las diversas lesiones, otras patologías muy comunes en la población de mayor edad son: la artritis y artrosis, además de la hinchazón en los pies.

En este caso, la causa suele ser la acumulación de líquido en los tejidos blandos que rodean al tobillo o que se “instalan” en la misma articulación. Es decir, cuando el paciente sufre edemas periféricos le harán sentir malestar y dolor.

Los motivos de su aparición son muy diversos y solo un médico es el indicado para detectar el problema que provoca los tobillos hinchados.

Las causas más habituales es pasar mucho tiempo sentado sin mover las piernas o, por el contrario, estar demasiado tiempo de pie sin descansar. Pero puede haberlos más graves, como es el caso de la cirrosis de hígado, alguna enfermedad en el riñón, la mala circulación sanguínea, daños en el sistema linfático o incluso insuficiencia cardíaca congestiva.

Por lo tanto, si una persona siente que se le hinchan los tobillos con asiduidad y eso le provoca dolores, deberá acudir rápidamente al doctor para que determine el origen de esos síntomas.

Ejercicios para la movilidad del tobillo

Foto Referencial
  1. Coloca un palo de madera en el suelo, apoya tu pie justo en el centro de la planta sobre este palo. El ejercicio consistirá en apretar y relajar la zona, poco a poco. 

2. En este caso el objetivo será liberar los extensores con la parte superior del empeine apoyado contra el suelo. Se presionará la zona, poco a poco, hasta lograr una liberación completa. Se trata de un ejercicio doloroso pero muy eficaz. Es un buen truco para solucionar la rigidez de la fascia plantar, que está relacionada con la rigidez del tobillo, haciendo que limite su movimiento en la caminata. 

Lea También: Fibromialgia: los beneficios del ejercicio físico

Con Información de: Cuidateplus.marca.com

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados