¿Comenzando a hacer ejercicios? ¡Cuidado con las fracturas por estrés!

El fisioterapeuta Miguel López Pareja, explica que las fracturas por estrés se deben a pequeños traumatismos de baja intensidad pero que se producen de manera repetida y continuada, sobre todo en la zona de la planta del pie (metatarsianos).

El texto que puedes leer completo en Vitónica, indica  que este tipo de fracturas por estrés pueden ocurrir en ejercicio que implique carrera y salto por lo que, cuando se comienza una rutina de ejercicios, es decir, cuando se entrena por primera vez, hay que medir los factores de riesgo.

Lea además: Manos: Cuáles son las lesiones más frecuentes en deportistas

Factores de riesgo
  • Aumento súbito de la carga del ejercicio: Esto puede ocurrir en personas sedentarias que empiezan a hacer mucho ejercicio o en personas entrenadas pero que aumentan de forma súbita la carga de trabajo.
  • Material inadecuado: Utilizar calzado no apto para el ejercicio que se va a realizar, o que esté desgastado, no sea de la talla adecuada y quede pequeño o un poco holgado… Estos factores pueden incidir en un mayor impacto a cada paso o salto.
  • No respetar los descansos: Ejercicio demasiado continuo, sin períodos de descanso adecuados, puede debilitar las estructuras, pues no da tiempo a que se repongan y preparen para nuevos esfuerzos.
  • Pasar a entrenar en superficie más dura: Si no se produce un período de adaptación, realizar un esfuerzo intenso de carrera o salto en superficie significativamente más dura puede provocar que el organismo no se pueda acostumbrar al cambio, y sea susceptible de sufrir lesión.
  • Técnica inadecuada: Una zancada incorrecta en la que el peso caiga de forma brusca siempre sobre una misma zona del pie puede provocar mayor riesgo de una fractura por sobrecarga.
 Lea además: Consejos para prevenir las punzadas laterales al correr
Conviene saber

Aplicar las medidas preventivas es el mejor tratamiento. Si bien no es una lesión de las más frecuentes, es cierto que en deportistas si que tiene su importancia. Por aparecer de forma progresiva, a veces se pasa por alto y no se realizan las correcciones a tiempo.

El principal síntoma de las fracturas por estrés es el dolor en la zona. Se trata de un dolor que empeora al caminar o cargar sobre la zona afectada, y que limita o impide la práctica de carrera, salto, etc. Pruebas de imagen, como la radiografía, pueden confirmar el diagnóstico.

Se suele indicar reposo y ejercicios específicos de fisioterapia, además de técnicas para aliviar el dolor.

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados