Papada aumentaría posibilidades de sufrir problemas de corazón

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada en España, releva que la acumulación de grasa en el cuello o papada es un factor predictor de tener adiposidad, así como también problemas de corazón y perfil inflamatorio en adultos jóvenes sedentarios.

Curiosamente, varios estudios demuestran que la acumulación de grasa en el cuello (tanto depósitos superficiales como la papada como los depósitos más profundos, situados entre músculos y alrededor de las vértebras cervicales) aumenta de forma directamente proporcional al peso o adiposidad del sujeto, siguiendo patrones específicos de acumulación, según el sexo«, explica la investigadora de la UGR María José Arias Téllez.

El incremento de la acumulación de grasa en el área del cuello está relacionado con la propensión a tener un mayor riesgo de problemas cardiometabólico, explica la experta.

Igualmente, añade que «la evidencia acumulada hasta el momento se basa en experimentos realizados en pacientes con tumores benignos/malignos u otras patologías crónicas, y si puede generalizarse a adultos relativamente sanos está aún por determinarse”, según Arias.

La investigación señala que la acumulación de grasa en el cuello medida con tomografía computada, así como su distribución en diferentes compartimentos, se asocia con mayor adiposidad total y central, mayor riesgo cardiometabólico en adultos jóvenes sanos.

Grasa en el cuello y el sobrepeso

Foto Referencial

Además, entre los hallazgos más relevantes, se observó que esta acumulación de grasa en el cuello era un factor tan potente como la acumulación de grasa visceral en el abdomen especialmente en hombres.

«Estos resultados refuerzan la necesidad de seguir investigando, con el objetivo de entender el efecto de la acumulación de grasa en la parte superior del tronco, incluyendo el cuello, y sus repercusiones a nivel clínico, especialmente en el riesgo cardiometabólico e inflamación«, señala otro de los autores de la investigación, Francisco Miguel Acosta Manzano.

«Aún tenemos mucho que hacer al respecto, ya que es necesario investigar el tejido adiposo del cuello en mayor profundidad, para entender su rol patogénico en la obesidad y patologías asociadas, así como entender su importancia biológica», explica.

Además, apenas se tiene conocimientos acerca de las características morfológicas o moleculares de los adipocitos de estos depósitos, por lo que la implementación de estudios básicos será necesaria.

Lea También: Detectan covid-19 en helados comercializados en China

Con Información de: 20minutos.es

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados