Uña de gato: beneficios, usos y propiedades medicinales.

La uña de gato recibe distintos nombres, pero otro nombre con denominación común es el de uncaria tomentosa. Esta planta ha tenido cierta diversidad de usos a través del tiempo y se le atributen diversos beneficios. Sin embargo y en algunos casos, no se dispone de base científica que demuestre ciertos atributos.

La uña de gato es usada por sus propiedades antiinflamatorias e inmunoestimulantes. Pero tenemos que decir, que estos estudios se basan en estudios con animales y pruebas in vitro.

La uña de gato se halla en América del Sur y tiene forma de liana, es trenzada y crece hasta los 305 metros de longitud y unos cuantos centímetros de diámetro. Un pequeño extracto de uña de gato contiene ésteres de alquilo carboxilo y alcaloides de oxindol. Se ha utilizado en estudios clínicos en dosis de 250 a 300 mg.

Usos y beneficios de la uña de gato.

También se cree que elimina los virus y bacterias que causan enfermedades comunes.

Los glucósidos presentes en la uña de gato tienen propiedades anti-inflamatorias.

Sus componentes pueden ayudar a aliviar la artritis, la gota y otros problemas relacionados. Se cree que los alcaloides presentes en esta hierba son de mucho beneficio para la memoria.

Puede ayudar a fortalecer y apoyar los sistemas intestinal e inmunológico.

Al consumirse, limpia el tracto intestinal, facilitando las funciones digestivas. Es muy útil en personas con trastornos intestinales o estomacales. Algunas dolencias que podemos mencionar son la colitis, enfermedad de Crohn, intestino perforado y síndrome de colon irritable.

La uña de gato a menudo se combina con la acción medicinal y terapéutica de otras hierbas para potenciar el alivio y curación de enfermedades.

Foto Referencial

Entre estas podemos mencionar:

  • Reducción del dolor producto del reumatismo, la artritis y diversos problemas inflamatorios.
  • La cicatrización de heridas.
  • Como tratamiento de úlceras gástricas y dolencias intestinales.
  • Alivio del dolor crónico.
  • Mejora de la inmunidad, fortaleciendo dicho sistema.
  • Alivio a problemas estomacales como la gastritis y úlceras duodenales.
  • Combate infecciones como el herpes y cándida.

Posibles reacciones adversas.

Los informes de posibles reacciones adversas son raros, no hay información sólida documentada. La Asociación Americana de Productos Herbarios clasifica a las preparaciones de uña de gato como de clase 4 (faltan datos para apoyar su consumo seguro).

Los posibles efectos adversos de la uña de gato incluyen:

  • Problemas gastrointestinales, como náuseas, diarreas o malestar estomacal.
  • Posibles efectos renales, hormonales, neuropatía y un mayor riesgo de sangrado con el tratamiento anticoagulante. Sin embrago los datos son insuficientes.
  • La uña de gato es famosa por contener hasta siete alcaloides diferentes que se creen son los poseedores de una gran variedad de propiedades medicinales, terapéuticas y curativas.
  • El alcaloide más activo de la planta es el Isopteropodin, que ofrece una respuesta inmune favorable en el cuerpo y actúa como como antioxidante, de modo que nos libera de los temidos radicales libres.
  • La uña de gato es una planta ampliamente comercializada. Por lo general el contenido se consume vía oral a través de cápsulas de gel.

Lea también: Té negro: beneficios y propiedades

Fuente: Mejorconsalud

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados