Aprende a preparar mayonesas vegetales

Al no contener huevo, las mayonesas vegetales son una alternativa saludable para aquellos que quieran evitar las grasas saturadas.

¿Cómo se pueden consumir?

Se pueden usar de diferentes formas, por ejemplo para aderezar ensaladas, para untar galletas o tostadas, para adornar bocaditos, etc. En todos los casos podrás darle un toque distinto a tu mesa, ya que los platos que se logran resultan muy vistosos y coloridos.

¿Cómo se preparan?

La receta básica es común para todas las mayonesas vegetales: se debe licuar o procesar los ingredientes necesarios  y a continuación añadir el aceite lentamente. Anexar los aderezos y continuar procesando hasta lograr la consistencia y textura que se desea.

Siempre se exhorta usar un aceite de muy buena calidad como por ejemplo el de oliva. Igualmente, si el mismo es extra virgen, mejor. Téngase en cuenta que, si bien las recetas indican una medida sugerida, la cantidad de aceite podrá modificarse de acuerda a la consistencia que se desee en la mayonesa.

En cuanto a las verduras para combinar, es neceario que sean cocidas al vapor, ya que es el método más sano y que ayuda a conservar mejor los nutrientes.

Lea además: ¿A dieta? Te revelamos cuántas calorías tienen las salsas más conocidas

Mayonesa de almendras
  • 2 cdas de caldo vegetal caliente
  • 1/2 taza de almendras peladas
  • Unas gotas de jugo de limón
  • 1/2 taza de aceite
  • 2 dientes de ajo
  • sal al gusto
Mayonesa de zanahoria
  • Zanahorias cocidas – 3 unidades
  • Aceite de girasol u oliva – cantidad necesaria (1 pocillo, aproximadamente)
  • Limón – 2 cucharadas de jugo
  • Sal – a gusto (mejor si es marina)
  • Otros condimentos (orégano, cúrcuma, pimienta, etc.) – a gusto
Mayonesa de papa y remolacha
  • Remolachas – 2 unidades cocidas (bien tiernas)
  • Papas – 3 unidades medianas (bien cocidas)
  • Aceite – cantidad suficiente (media taza, aproximadamente)
  • Limón – 3 cucharadas de jugo
  • Pimienta y sal – a gusto
  • Ajo – ½ diente cocido

Del mismo modo puedes ir variando los aderezos, como así también la cantidad de aceite, de limón o de ajo, para así lograr mayonesas muy distintas y originales.

Fuente: Mejorconsalud

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados