¡Que la ansiedad no dañe tu dieta!

La razón principal por la que las dietas fracasan es por la ansiedad. La ansiedad nos lleva a tomar alimentos calóricos de forma compulsiva, en exceso y fuera de hora, haciéndonos sentir posteriormente culpa y baja autoestima.

Las personas que combinan las emociones con la comida, como sentir que se relajan al comer, suelen ser ansiosas, y allí está la clave del error. Se debe controlar ansiedad antes, durante y después de consumir alimentos.

Lee: ¿Comes o dejas de alimentarte por ansiedad?

Te brindamos algunas recomendaciones para que aprendas a controlar la ansiedad:

  • Consume alimentos ricos en fibra, pues te harán sentir saciado con menos ansiedad. Prueba comiendo legumbres o arroz integral.
  • Bebe caldos vegetales, infusiones y agua entre horas. Esto te ayudará a sentirte saciado y eliminar toxinas. También es recomendable tomar uno o dos vasos de agua antes de las comidas.
  • Aprende a distinguir entre el hambre y la ansiedad. Cuando la ansiedad llega, debes reflexionar sobre el impulso que te lleva querer consumir algo que aporta muchas calorías y te hace perder el esfuerzo realizado.
  • Haz ejercicio, es mucho más productivo si lo realizas cuando más te provoca picar. Además, el ejercicio produce sensación de bienestar y libera endorfinas.
  • Aprende a respirar, es básico para controlar la ansiedad.

Fuente: Analítica.com

También puedes consultar: Facilísimos chips de batata al horno para combatir la ansiedad

 

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados