La sexualidad en el adulto mayor

Los avances científicos en el área de la salud han dado como resultado un aumento en la exceptiva de vida, los llamados achaques o enfermedades en la vejez se abordado de una manera que la calidad de vida del adulto mayor ha mejorado notablemente.  Lo cual ha agrandado esta franja poblacional de adultos mayores de 60 años, en los cuales se puede encontrar tres tipos de envejecimiento. 

Envejecimiento patológico el cual se refiere al proceso en el existen enfermedades físicas y/o mentales. Otro tipo de envejecimiento es el normal se refiere al proceso en el que no se dan circunstancias patológicas. Y el envejecimiento activo, lo reconoce como un proceso natural, gradual, individual  y adaptativo, caracterizado por modificaciones morfológicas, fisiológicas, bioquímicas, psicológicas y sociales propiciadas por cambios inherentes a la edad, al degaste acumulado a lo largo de la historia del individuo pero no lleva implícita enfermedad, sufrimiento, poca o ninguna participación el ámbito social. Es un adulto que confía en sí mismo, mantiene su autonomía es capaz de amar, ser amado expresar su sexualidad y establecer relaciones interpersonales satisfactorias a lo largo del ciclo vital.

Foto Referencial

Lea también: La Sexualidad en la infancia

Sexualidad

Al ser la sexualidad un aspecto relevante en la existencia del ser humano, se presenta en todas las etapas  de la vida variando sus expresiones de acuerdo a ellas; por otro lado existen  mitos y prejuicios que giran sobre su expresión durante la vejez. Asignado su goce y disfrute básicamente al adulto joven y medio.  Se comprobado que aunque las personas sobrepasen los cien años, el interés y deseo sexual se conserva. Mantener relaciones sexuales aumenta la autoestima, el vigor y la vitalidad.

La importancia de las relaciones sexuales en esta etapa no es su frecuencia, sino la oportunidad que ofrece de renovar la intimidad establecida en la relación de pareja a través de los años, así como fortalecer la identidad con la pareja. Se debe continuar estimulando el romanticismo, ser creativo, cambiar el paradigma de la genitalidad como único modo de expresión de la sexualidad.

Durante esta etapa se presentan cambios fisiológicos tanto en el varón con en la hembra. Estos  son: En el varón; Disminución  de la sensibilidad peneana, erección más lenta y débil, reducción del volumen eyaculado, orgasmo sin eyaculación, menor percepción de eyaculación eminente, detumescencia más rápida, aumento del periodo refractario. Sin embargo, la disminución de la sensibilidad junto con el control y la experiencia acumulada, pueden ayudar a tener relaciones sexuales muy agradables.

En la mujer se muestran los siguientes cambios fisiológicos: excitación más lenta, resequedad vaginal, reducción del tejido lípido en las paredes de la vulva, disminución de la erección del clítoris, trofismo vaginal, disminución en la masa y fortaleza muscular. Se pueden presentar orgasmos más cortos y menos intensos. Los cambios físicos que ocurren en el aparato genital femenino suelen guardar relación con deficiencia estrogénica. Pero si se mantiene una frecuencia sexual regular las paredes de la vagina ayudará a prevenir la atrofia vaginal.

En términos muy generales se sugiere para tener relaciones sexuales: Explorar, fantasear y permitirse sentir a pesar de lo que digan los amigos y familiares. La mañana suele ser el tiempo más apropiado, utilizar lubricantes hidrosolubles, no sentir vergüenza por desearlas, la masturbación puede ser utilizada es una práctica normal, inofensiva y beneficiosa sobre todo si hay ausencia de la pareja.

Foto Referencial

 Consideraciones

El mantenerse activo sexualmente puede agregar años a la vida en un hermoso mundo de placer. El imaginario social ha creado un estereotipo, los ancianos no tiene actividad o vida sexual. La sexualidad no tiene  límite de edad para su exteriorización, desde el inicio de la vida hasta su final prolongado siempre debe estará presente, podrán variar sus manifestaciones, pero las relaciones sexuales no dejarán de ser saludable y sobre todo gratificantes.

Lea también: La Diversidad sexual es algo común

Dra. Navidia García

Ph.D  Psicología Cognitiva, Master en Orientación de la Conducta

Especialista en Asesoramiento  infantil, adolescente, pareja y familia

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados