La Sexualidad en la infancia

Al hablar de la educación de los niños se piensa en la  crianza: valores, principios, orden dentro del hogar, estudio, cooperación, disciplina entre  algunos factores que la componen. Sin embargo, casi siempre se escapa incorporar la educación sobre la sexualidad; aspecto necesario pues en ella está implícito el afecto, el respeto propio y hacia otros individuos, solidaridad, compromiso, entre otros valores. Algunos autores afirman que es en la adolescencia cuando se inicia el despertar sexual, quizás lo asocian a la activación de la reproducción y al encuentro sólo basado en la genitalidad pero la sexualidad abarca aspectos morales, interpersonales, afectivos, emocionales y hasta legales.

El ser humano desde el mismo momento que sus padres durante la gestación conocen cual será anatómicamente el sexo biológico, inician el refuerzo de conductas tipificadas socialmente con el hombre o la mujer, ejemplo claro es: el color azul para el niño y rosa para la niña. A partir de allí ira pasando por distintas etapas evolutivas las cuales para fines de este estudio se dividen en cuatro etapas. La infancia de 0 a 3 años, de 3 a 6 años, de 3 a 9 años y de 9 a 12 años. Durante los seis primeros años los procesos de maduración son rápidos, allí también se da inicio al proceso de socialización, la expresión de la sexualidad impactada por la personalidad  del infante y la sociocultura.

En estos primeros años se observa el reconocimiento de las partes del cuerpo, el agrado de sentir calidez afectiva por parte de las personas que le rodea, si asiste a lugares educativos o comparte con niños cercanos iniciaran los juegos simbolizando la cotidianidad de su entorno (papá y mamá) cercano a los tres años descubre que su cuerpo es distintos al de sus padres, hermanos o amigos, comienza a definir su identidad sexual (identificación psicológica que se tiene de sí mismo) la cual debe ser reforzada a  través de la expresión del género  así como las primeras manifestaciones de su orientación sexual (que tipo de persona le atrae).

Foto Referencial

Lea también: Violencia doméstica en tiempo de incertidumbre Covid-19

Momentos del desarrollo evolutivo

Los cambios evolutivos comúnmente suceden en el siguiente orden: Entre los 3 a 6 años los niños normalmente asisten a preescolares; ahí se crean y/o reafirma conductas de socialización: se pueden observar en ellos amor platónico, juegos dramatizando los roles de papá y mamá, pueden tocar sus cuerpos pero su interés se centra fundamentalmente en las  diferencias anatómicas.

De 6 a 9años  se distinguen las características anatómicas del cuerpo, hay pudor, comienza un cierto alejamiento entre las niñas y niños, las conducta tipificadas socialmente de cada sexo se definen. Estructura su  rol sexual en los grupos.

Al llegar a periodo entre los 9 y 12 años  comienza la pubertad, el interés afectivo  hacia sus pares, se reafirma la identidad sexual, exploración del cuerpo, a veces siente vergüenza ante los cambios anatómicos propios del desarrollo. Curiosidad, mayor interés por los aspectos vinculados a la sexualidad.

Lo planteado quizás invita a realizar la siguiente interrogante, ¿Para qué sirve como padres, docentes o adulto cuidador conocer estos momentos evolutivos?, la respuesta es: para aprender a respetar el proceso, guiarlos hacia una sexualidad sana, placentera y responsable, donde se muestra el cuidado del cuerpo la mente, el respeto, el placer, los derechos de ellos y de otros. Enseñarles que sus partes íntimas no deben ser tocadas por nadie sin su consentimiento, asimismo permite generar un clima de confianza para hablar de distintos temas. Además demuestra, los niños no están preparados psicológicamente ni biológicamente para establecer relaciones sexuales en la amplitud del adulto.

Foto Referencial

Conclusión

Debe ser un derecho irrenunciable de los mentores guiar a los infantes y preadolescentes por la senda de la sexualidad, siendo esta una influencia decisiva en el desarrollo psicoafectivo igualmente en conformación de la personalidad. Los niños al manejar información veraz y adecuada postergarán las relaciones sexuales, tendrán mejor autoestima, al iniciar las relaciones amorosas serán más responsables en la toma de decisiones.

Lea también: La Diversidad sexual es algo común

Dra. Navidia García

Ph.D  Psicología Cognitiva, Master en Orientación de la Conducta

Especialista en Asesoramiento  infantil, adolescente, pareja y familia

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados