Adelgaza disminuyendo las harinas de tu alimentación

Es común en que en casi todas nuestras comidas y meriendas estén presentes las harinas. Ya que a todas horas comemos alimentos que las contienen, como el pan, dulces, galletas o la pasta, dado que nos permiten cocinar algo rápido y saciante. Pero este abuso, además de no ser saludable, nos lleva a subir de peso.

A continuación te explicamos por qué sucede esto y de qué maneras podemos evitarlo, lo cual nos permitirá bajar de peso rápidamente, sin sufrimientos y beneficiando a nuestra salud en general.

Comemos demasiadas harinas

Una alimentación balanceada se basa en consumir proporcionalmente las cantidades necesarias de proteínas, hidratos de carbono y grasas. Dentro de los hidratos de carbono encontramos las frutas, vegetales y las féculas y cereales. Aunque actualmente abusamos de los cereales, concretamente de sus harinas, y comemos poca cantidad de vegetales.

¿Por qué el exceso de harinas engorda?

Nuestro cuerpo necesita comer cereales, ya que son una fuente energía durante largo periodo de tiempo, sobre todo si son integrales, porque son ricos en fibra. El problema está en comerlos en exceso o por la noche, ya que esa energía no la vamos a gastar y por lo tanto se va a metabolizar en forma de depósitos de grasa.

La intolerancia al gluten

La mayoría de las harinas provienen de cereales con gluten, como el trigo, la avena, el centeno, la espelta, etc., aunque no todos lo posean en las mismas cantidades. En cambio, otros como el arroz, el maíz o el trigo sarraceno no contienen gluten.

Actualmente son muchas las personas que sufren cierto grado de intolerancia al gluten, que no es lo mismo que la alergia al gluten o celiaquía. Una persona celíaca sufre inminentemente la reacción de alergia; por lo que, la persona que sufre de intolerancia no presenta los síntomas al momento, sino con el paso del tiempo va sufriendo problemas de salud. Ya que en este caso el alimento no se digiere, ni se asimila correctamente, razón por la cual puede provocar, entre otros problemas, desequilibrios de peso. Las personas intolerantes al gluten, al disminuirlo de sus dietas, notan rápidamente una gran mejoría y también notan cómo su peso se equilibra fácilmente.

Consecuencias

•Estreñimiento o diarreas recurrentes
•Mala digestión
•Problemas dermatológicos como la hiperqueratosis pilar
•Trastornos menstruales
•Esterilidad
•Obesidad o falta de peso

Ideas para reducir las harinas

Existen unos instrumentos de cocina con los que se pueden elaborar espaguetis a partir de las verduras, como por ejemplo la calabaza. Con este utensilio se puede convertir lo que sería un plato de verdura en un falso pero delicioso plato de pasta, condimentándolo con salsa de tomate, queso y orégano.
Al hacer galletas podemos aprovechar las posibilidades que nos dan las legumbres, también llamadas galletas veganas.

El pan es uno de los alimentos que es más difícil de sustituir, por ser la base de la alimentación en muchas culturas. El primer paso es reducir la cantidad, y poco a poco ir sustituyéndolo por otros alimentos similares con menos harina, como por ejemplo las tortitas de arroz o maíz. También podemos elaborar tostaditas a base de semillas (chía, lino, girasol).

Fuente: eldiariodecoahuila

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados