Deliciosa y súper fácil receta de berenjenas al ajillo

La berenjena es uno de los alimentos más consumidos y versátiles de la dieta mediterránea. Es importante saber que este alimento debe ser consumido siempre cocinado y nunca crudo. Esto es debido a la solanina, una sustancia que contiene y que puede ser muy tóxica.

Sus propiedades hacen de la berenjena un alimento ideal para  combatir el cáncer, el envejecimiento celular, las infecciones, virus y  bacterias nocivas:

  • Su contenido en agua es muy elevado (92%).
  • Fibra.
  • Minerales: potasio, calcio, azufre, y hierro.
  • Vitaminas del grupo B y C.
  • Contiene serotonina.
  • Aporta gran cantidad de sustancias antioxidantes, como el ácido clorogénico o los flavonoides.
  • Tiene pocas calorías (21,2 kcal por 100 gramos).
  • Pequeñas cantidades del alcaloide llamado solanina.
Foto Referencial

Lea también: Deliciosa sopa fría de pepino y aguacate

Beneficios de la berenjena

La berenjena, además de proteger el hígado y aportar antioxidantes, es rica en fibras que ayudan a eliminar el colesterol de otros alimentos.

Digestiva

La fibra es, aparte del agua, el principal componente de la berenjena. De tipo soluble, favorece el buen estado de la flora bacteriana y disminuye la consistencia de las heces, lo que ayuda a su eliminación. La berenjena se puede considerar un alimento ligero y digestivo siempre que se cocine de manera apropiada.

Baja el colesterol

Tanto la fibra como las sustancias químicas que se encuentran especialmente en la piel y las semillas contribuyen a mantener el colesterol en niveles óptimos.

Ayuda a controlar el azúcar

Es apropiada para diabéticos porque contiene muy pocos hidratos de carbono, mucha fibra, que reduce la velocidad de absorción de los azúcares de otros alimentos, y sustancias que ayudan a mantenerlo bajo control, como la trigonelina.

Foto Referencial

Diurética

El mineral más abundante es el potasio y casi no contiene sodio, lo que favorece la eliminación de líquidos y reduce la presión arterial.  Esto facilita el trabajo del corazón y apoya la función eliminadora de los riñones.

Buena para el sistema nervioso

La presencia de vitamina B6, B1 y magnesio en cantidades significativas la indican para reforzar el sistema nervioso y mejorar el estado de ánimo. La vitamina B6 es especialmente recomendable durante el embarazo, pues previene la diabetes gestacional y alivia las náuseas.

Amiga del hígado

Las propiedades más valiosas de la berenjena no son debidas a su riqueza en vitaminas y minerales, sino a compuestos químicos específicos que se hallan sobre todo en la piel y las semillas.

Poder antioxidante

Además, la berenjena contiene una decena de ácidos fenólicos antioxidantes muy potentes y antocianinas, pigmentos que dan el característico color oscuro a la piel, como la nasunina. Ambos tipos de compuestos impiden la oxidación del y con ello previenen tanto los trastornos cardiovasculares como las enfermedades degenerativas.

Protege el cerebro

La nasunina protege especialmente las membranas de las neuronas, por lo que previene y combate diversos trastornos de tipo nervioso. También se ha investigado su utilidad en la lucha contra el cáncer porque inhibe la formación de nuevos vasos sanguíneos que alimentan los tumores y combate la indeseable acumulación de hierro en los tejidos.

Las berenjenas son de los ingredientes más versátiles dentro de la cocina. Existen tantas formas de prepararlas como gustos al comer, esta vez te dejamos  una receta que te encantara: Berenjenas al ajillo.

Ingredientes:

  • 2 berenjenas grandes
  • 6 dientes de ajo
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
Foto Referencial

Preparación de la receta

Para comenzar a hacer estas berenjenas al ajillo deberás pelar y cortar en pequeños cubos el ajo, reserva y continúa con las berenjenas. Lávalas, pélalas y córtalas en rodajas o tiras esto es según prefieras.

Luego en una sartén grande o una olla preferiblemente antiadherente añade aceite de oliva y lleva a fuego medio. Cuando esté caliente agrega el ajo que has picado previamente y baja un poco el fuego, deja cocinar durante 2 minutos aproximadamente pero vigilando que el ajo no se queme, por eso se recomiendo hacerlo a fuego bajo.

Pasado los dos minutos comienza a añadir poco a poco la berenjena, ve removiendo para asegurarte de que todo el ajo no se queda al fondo ya que corres el riesgo de que se queme. Añade sal y pimienta al gusto, remueve nuevamente y deja cocinar entre 10 y 15 minutos.

Sabrás que tus berenjenas al ajillo están listas cuando las mismas hayan adquirido un tono marrón y una apariencia tierna. Ve probando mientras cocinas para asegurarte de que tienen el punto de sal deseado.

Retira del fuego, sirve y degusta.

Lea también: Cóctel tropical de piña colada. Una delicia para el paladar

Con información de: comida.uncomo.com

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados