Diferencia entre: Té, infusión y tisana

Resulta muy común el confundir o pensar que el té, tisana o infusión son lo mismo, la razón principal de esto es que su método de preparación puede ser muy parecido, así como su presentación, sin embargo existe una gran diferencia entre té, tisana e infusión, que van más allá de su proceso y que es importante que las conozcan.

Como su nombre lo dice, es una bebida que tiene teína y únicamente se refiere al resultado de infusionar las hojas de la planta del té, conocida como Camellia sinensis. Por esta razón solo existen cuatro tipos de té: verde, blanco, negro y amarillo. Se puede decir que todos los té son infusiones pero no todas las infusiones son té.

Foto Referencial

Infusión

Es el resultado de añadir las hojas y las flores de alguna planta en agua muy caliente, pero no a punto de ebullición. Esto se debe a que las altas temperaturas pueden hacer que se pierdan algunas propiedades, sobre todo si se usan partes delicadas como las flores.

Tisana

La primera diferencia entre el té y la tisana es su composición, las tisanas están elaboradas de extractos de plantas, no únicamente de una. Por otra parte, mientras que el té requiere que las hojas se dejen en agua caliente entre 3 o 4 minutos, las tisanas requieren al menos 15 minutos, por lo que sus aromas y sabores son más intensos.

Foto Referencial

Otra de las características de las tisanas es que se suele utilizar más de un ingredientes para elaborarla, pueden usarse flores, hojas, raíces, bayas y semillas, mismas que se llevan a un punto de ebullición.

Lea también: Dona o donut saludable

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados