Trastorno por atracón: cuando hay períodos de comer en exceso

El trastorno por atracón implica períodos de comer en exceso, de manera descontrolada y recurrente, junto a un sentimiento de culpa y vergüenza. A menudo ocurre con una condición de salud mental, como depresión o ansiedad.

Lea también:La ciencia sobre la eficacia de la homeopatía

Es un trastorno alimentario que puede afectar tanto a hombres y mujeres, que a menudo se presenta durante la adolescencia y adultez temprana, en el que existe un vínculo con una baja autoestima.

El tratamiento puede ayudar a las personas a encontrar una nueva forma de abordar estos problemas, así como controlar su alimentación.

La mayoría de las personas que ocasionalmente comen en exceso, especialmente en días festivos, no muestra un trastorno por atracón. El atracón se convierte en un trastorno como tal cuando ocurre con regularidad.

A diferencia de comer por placer, tiende a provenir de un problema de salud mental o emocional no resuelto o, a veces, de una afección médica.

Un estudio sugiere que el trastorno por atracón afecta hasta al 3,5 por ciento de las mujeres en los EE.UU. y al 2 por ciento de los hombres. Otra fuente sugiere que el 40 por ciento o más de las personas con trastorno por atracón son hombres.

Síntomas del trastorno por atracón

Una persona que tiene trastorno por atracón consume regularmente cantidades grandes y poco saludables de alimentos.

Los principales criterios para identificar si se sufre son los siguientes:

El individuo participa de forma recurrente y persistente en atracones. Estos episodios de atracones implican:

  • Comer mucho más rápido de lo habitual.
  • Comer hasta que la persona se sienta demasiado llena.
  • Comer mucho cuando no se tiene hambre.
  • Comer solo, por vergüenza por la cantidad ingerida.
  • Sentirse disgustado, deprimido o culpable después de comer.
  • Sentir que la conducta alimentaria es incontrolable.
  • Hacer dieta con frecuencia, pero le resulta difícil mantener la dieta o perder peso.
  • Planear un atracón y comprar comida especial con anticipación.
  • Acumular comida.
  • Ocultar los envases de comida vacíos.
  • Tiene sentimientos de pánico, falta de concentración, ansiedad y desesperación.

La baja autoestima es un factor subyacente común en los trastornos alimentarios, incluidos los atracones. Un atracón puede llevar a la autoculpa y un mayor daño a la autoestima.

Con información de: WebConsultas

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados