Belleza según Cate Blanchett, nominada al Oscar por «Carol»

Es una de las celebrities con mayor aura de Hollywood. Por su nívea piel, es objeto de deseo de quienes la han tenido muy cerca, y por su enigmático poder de atracción, capaz de despertar admiración rotunda entre las féminas –en 2011 encabezaba un ránking de las mujeres australianas más admiradas e influyentes, por delante de Naomi Watts y Nicole Kidman– y vocación de amar entre los hombres.

NBC's "71st Annual Golden Globe Awards" - Arrivals

Aquí algunos de sus secretos mejor guardados:

Envejecer con estilo. La experiencia es un grado. Pocas actrices como ella saben reflejar el maravilloso encanto de envejecer. Contraria al botox –hace tan sólo unos días confesaba que le “horriza”– Cate ha predicado con el ejemplo de sus palabras, que nos resume así cuando le preguntamos por las connotaciones que tiene para ella la belleza. «Es algo que está constantemente desarollándose. No es estático. Por ejemplo, una flor es igual de bonita cuando todavía está cerrada como cuando ya ha florecido totalmente”.

Llevar siempre un buen color de cabello. Aunque sus cortes de pelo siempre crean una estela de seguidoras fieles, Cate confiesa: “Tengo que admitir que soy un poco descuidada con mi cabello. Suelo confiar en un buen color y en una cinta de pelo”, añade. Cualquiera lo diría…

Cuenta con un buen colorista. Precisamente, el secreto de su color tiene dueña y nombre: Nicola Clark. Tal y como cuenta la actriz, su coqueto salón de John Frieda (en Mayfair, Londres), es otra de sus direcciones secretas. Nicola es una de las coloristas más influyentes a nivel internacional. Tanto que, además de firmar el tono de las cabelleras de Kate Moss o Gwyneth Paltrow, ha sido la responsable de los diferentes cambios de Madonna.

El estilista también es importante. Renya Xydis, con base en su ciudad natal, Sydney, es otra de sus estilistas preferidas. Renya, que ha trabajado con otras australianas como Naomi Watts y Nicoles Kidman, la peinó para la ceremonia de los Oscar en 2011.

Aplicarse una mascarilla. Facial Treatment Mask de SK-II, es una mascarilla 100% de algodón impregnada en pitera. «Va conmigo a todas partes», afirma Blanchett cuando habla de ella. «También me la pongo cuando tengo unos minutos en el avión».

Vitamina C y comida casera para subir el estado de animo. Su fórmula secreta. Duros rodajes, promociones por todo el mundo, demasiados días fuera de casa… Cate Blanchett sabe cómo subir su estado de ánimo tras jornadas agotadoras. “Con vitamina C o un comprimido de Hairy Lemon y una comida casera”. La actriz, en una imagen de 2007 junto a Roberta Armani. Blanchett siente auténtica devoción por la firma italiana.

Australian actress Cate Blanchett poses during a photocall for their film "Notes on a Scandal", at the 57th Berlinale International Film Festival in Berlin 12 February 2007. The movie is screened out of competition during the International film festival scheduled from 08 to 18 February 2007. AFP PHOTO DDP/MARCUS BRANDT GERMANY OUT GERMANY-FILM-BERLINALE-NOTES ON A SCANDAL

Fuente: Vogue




Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados