Semillas de amapola: beneficios, propiedades y riesgos

Las semillas de amapola provienen de la flor del mismo nombre y se utilizan como un ingrediente popular en la cocina. Además, tienen un gran valor nutricional, pues son una buena fuente de proteína, minerales y fibra en la dieta.

Propiedades nutricionales de las semillas de amapola

Las semillas de amapola, se encuentra como nutriente para las comidas. Esto se debe a que una cucharada contiene 46 calorías, 1,5 g de proteínas y 4 g de grasa. Es decir, representan entre el 1 % y el 6 % del valor diario recomendado.

Estas semillas también son fuente de nutrientes como ácidos grasos omega 3 y 6, vitamina E y minerales esenciales.  A continuación lo detallamos:

Fibra

Dos cucharadas soperas proporcionan un 7 % del valor diario de fibra dietética. la fibra promueve la digestión, aumenta la sensación de saciedad, favorece el control de la glucosa y regula el colesterol.

Vitaminas

Las semillas de amapola son una fuente importante de vitaminas. Aporta pequeñas cantidades de B2, B3, B5 y B6,  vitamina C y también contienen un 20 % de vitamina E. actúa como antioxidante y es determinante para modular las funciones del sistema inmunitario.

Minerales

Las semillas de amapola son una buena fuente de minerales, como el manganeso y calcio, y en menor medida magnesio, cobre y fósforo.

Calcio y cobre

Por otro lado, dos cucharadas de estas semillas proporcionan el 25 % de las dosis diarias recomendadas de calcio y cobre. En este caso, El calcio desempeña un importante papel en la salud ósea, cardíaca y del sistema nervioso.

Beneficios de las semillas de amapola

Buenas para nuestro sistema cardiovascular

Su aporte de ácidos grasos poliinsaturados nos protege de enfermedades cardiovasculares. Su composición reduce los niveles de triglicéridos, y colesterol malo (LDL) en sangre. Los omega-9 favorecen el aumento del colesterol bueno (HDL). Los omega-6 mantienen la salud arterial favoreciendo el control de la tensión arterial. Por todo ello, las semillas de amapola cuidan nuestro corazón.

Regulan el tránsito intestinal

Al ser ricas en fibra, el consumo de semillas de amapola ayudan a evitar el estreñimiento y regular el tránsito intestinal.

Refuerzan el sistema inmunitario

El zinc, el selenio y los ácidos grasos esenciales que aportan las semillas de amapola colaboran en la regulación refuerzan las defensas de nuestro organismo.

Foto Referencial

Buenas para nuestros huesos y dolores musculares

El calcio y el fósforo remineraliza nuestros huesos, y el aporte de magnesio y potasio evita calambres y dolores musculares.

Combaten las anemias

El aporte de hierro, combinado con vitamina C convierte a las semillas de amapola en una buena ayuda para reponerse de anemias ferrópenicas.

Cuidan nuestra piel

Los ácidos grasas y la vitamina mejoran problemas de la piel como psoriasis, eczemas, atopías… Y el zinc actúa comoseborregulador mejorando el acné.

Efecto sedante

Las infusiones de amapola contribuyen a la conciliación del sueño por su contenido en alcaloides opiáceos.

Riesgo de las semillas de amapola

Antes de nada, debemos comentar que, aunque existe poca literatura sobre este tema, se han reportado algunos casos de intoxicación y dependencia al té de semilla de amapola, tal y como lo detalla un informe publicado en la revista Pain and Therapy.

Las semillas de amapola sin lavar se pueden adquirir libremente a través de sitios web, y en ellas se encuentran concentraciones de opioides que provienen principalmente de los residuos alcaloides retenidos en las semillas.

Estas semillas se pueden utilizar para producir un té que contiene opioides suficientes para producir efectos psicoactivos y causar síntomas de abstinencia cuando se interrumpe su consumo. Es por ello que algunas personas lo consumen habitualmente como analgésico.

Las semillas contienen un porcentaje insignificante de alcaloides y durante mucho tiempo se han considerado seguras para su uso en la panificación, aunque pueden causar un falso positivo en tests de drogas.

La concentración de opioides del té de amapola puede variar ampliamente, de hecho se comercializan semillas para uso farmacéutico y otras para consumo alimentario.

Lea también: Semillas de anacardo: alimento contra el colesterol

Fuente: Vitonica

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados