¿Cómo hacer la salsa pesto de albahaca o genovese?

La salsa pesto es una de las salsas para pasta más conocidas de la cocina italiana. Podemos conocerla como salsa pesto de albahaca o salsa pesto genovese, cuyos ingredientes son albahaca, ajo, piñones, queso y aceite de oliva, también existe el pesto rojo siciliano, elaborado con tomates secos, pimientos, queso pecorino y aceite, o el pesto de Trapani, también de Sicilia, que en este caso lleva tomates, almendras, albahaca y ajo…

Sea como sea, la salsa pesto es una receta que debemos conocer, y que tiene la ventaja de que se puede congelar, por lo que merece la pena hacer gran cantidad cuando la preparamos, ya que bien sea sobre pasta al pesto, en ensalada o sobre cualquier carne, el pesto tiene un sabor peculiar que embelesa los paladares.

Ingredientes de la salsa pesto genovese

  • Albahaca fresca 100 g
  • Queso Parmesano 200 g
  • Piñones 75 g (O nueces)
  • Diente de ajo 2
  • Aceite de oliva virgen extra 160 ml
  • Sal
Foto Referencial

Preparación de la salsa pesto genovese

Separamos las hojas de albahaca del tallo (no lo utilizamos porque amarga y estropea el resultado), las lavamos y secamos. Para ello, las extendemos sobre una hoja de papel absorbente de cocina, colocamos otra hoja encima y presionamos ligeramente con la palma de la mano, con cuidado de no romper ninguna hoja.

Eliminar toda el agua es un paso importante, así que hay que tomárselo con calma. La albahaca es una planta muy delicada que tiende a oxidarse con facilidad. Cualquier gota de agua o cualquier desgarro de las hojas producirá un cambio en el color de nuestro pesto, volviéndolo oscuro en lugar de quedar verde brillante y claro.

Mientras las hojas de albahaca se secan, pelamos los dientes de ajo, los cortamos en dos, a lo largo. Tostamos los piñones en una sartén, sin aceite. Colocamos todos los ingredientes en el vaso de un robot de cocina, junto con la mitad del aceite y una pizca de sal, y trituramos.

Cuando hayamos obtenido una papilla y no se aprecien trozos de piñones ni de albahaca, dejamos de triturar para añadir el resto del aceite. Trituramos de nuevo, sólo para integrar el aceite, y ya tenemos nuestro pesto de albahaca listo para utilizar.

Lea también: ¿Cómo hacer tomates secos caseros?

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados