Los mejores entrenamientos para el verano

Si eres de los que entrena durante verano, exponiéndote a las altas temperaturas, sabrás que los entrenos cortos y largos son menos exigentes y triunfan en estas fechas, ya que así nos evitamos el sol y sus complicaciones.

Lea también: Las graves consecuencias de un golpe en los testículos

Debes aprovechar los espacios de tiempo y las horas más frescas del día para realizar entrenamientos tranquilos, que no supongan un esfuerzo muy grande; escoge zonas verdes, rodeadas de vegetación, para que los árboles te den sombra y el ambiente sea fresco.

En verano el calor aumenta la sensación de fatiga, trastocando así nuestro rendimiento. Los entrenamientos más cortos, pero que nos permiten seguir en forma, son una buena opción para estos días

Tres entrenamientos cortos y suaves de running


De vuelta a los ca-co: volver a los orígenes nunca es mala idea; sobre todo si venimos de un parón de un par de semanas después de las vacaciones.

Si en ellas no hemos podido entrenar. Debes combinar los intervalos de caminata rápida con otros más largos de carrera para ir poniéndote a punto. Así, aprovecha los momentos caminando a buen paso para recuperar pulsaciones.


Entrenamiento progresivo: si vas a salir a correr una media hora antes de empezar a trabajar, una buena forma de aprovecharla es realizar un entrenamiento progresivo en velocidad. Puedes comenzar el primer kilómetro tranquilo, incluso caminando a buen paso, para ir aumentando la velocidad de carrera en cada kilómetro o en cada 500 metros. En el caso de que no estemos muy fatigados, podemos incluso hacer un pequeño sprint al final del entrenamiento.

Tres entrenamientos de running cortos y suaves que podemos realizar en los días de calor


Carrera suave y fartlek: el fartlek es un método de entrenamiento continuo de intensidad variable en el que iremos jugando con los cambios de ritmo según nuestras propias sensaciones, sin necesidad de ir mirando los ritmos en nuestro pulsómetro.

Una buena idea puede ser realizar unos 10 minutos de carrera suave como calentamiento, seguidos de otros 15 minutos de fartlek (unas cuatro series de 3 minutos de carrera suave + 30 segundos de carrera a mayor velocidad) y terminar con 5 minutos más de vuelta a la calma.

La clave en los entrenamientos van a ser la de guiarnos por nuestras sensaciones y pueden ser distintas en los meses de calor, en los que el invierno no nos preocupa. Adecuando nuestro entrenamiento podemos seguir disfrutando del proceso, sin riesgo.

Recuerda protegerte del sol adecuadamente, usando protector solar en el rostro y en las partes que queden expuestas.

Con información de: Vitónica

Tres entrenamientos de running cortos y suaves que podemos realizar en los días de calor

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados