6 ejercicios para aumentar y tonificar los glúteos, ¡con una silla!

Hay que admitirlo, todas queremos unos glúteos bien tonificados que nos hagan sentir más sexys, por eso te ofrecemos una rutina 100% efectiva, y fácil de hacer en casa, solo necesitas una silla y toda la motivación para dar volumen y forma a tus glúteos.

Sentadilla completa con silla

Foto Referencial

Un clásico! Las sentadillas son las mejores aliadas de las personas que buscan mejorar la apariencia de sus glúteos con actividad física. Es bueno comenzar el entrenamiento con este efectivo ejercicio que se realiza en compañía de una silla.

Siéntate en la silla y separa los pies siguiendo el ancho de los hombros. Asegúrate de apoyar bien los talones en el suelo y flexionar las rodillas a 90 grados. Después de seguir esas indicaciones, impulsa el cuerpo para ponerte de pie mientras abres el pecho y presionas los glúteos. Repite unas 20 veces. Es importante que el movimiento no se detenga nunca, así como dejar bien plantados los talones para que no se muevan del suelo.

Medio puente para tonificar glúteos

Foto Referencial

Comienza el ejercicio acostada debajo de la silla, luego, ve doblando las rodillas mientras plantas bien los pies sobre el suelo. Usa las manos para ayudarte con la silla y levantar el torso junto con la pelvis hasta que el pecho esté cerca de la parte baja del asiento. Ejecuta 10 repeticiones en 4 series para que puedas irle diciendo adiós al glúteo plano.

Desplante búlgaro

Foto Referencial

Para iniciar este ejercicio tienes que ponerte delante de la silla, es decir, dándole la espalda y subiendo una pierna hacia atrás con la rodilla doblada. Posteriormente, coloca la punta del pie en el asiento de la silla y empieza a realizar flexiones de rodillas. Realiza todo el movimiento con la espalda recta y repite unas 10 veces con cada pierna.

Flexión de rodilla y levantamiento de pierna

Foto Referencial

Puede que te parezca arriesgado pero es un ejercicio bastante eficaz, eso sí, asegúrate de buscar una silla con buen soporte para que tengas más estabilidad.

Sitúate de pie detrás de la silla y coloca las manos en el respaldo con los brazos estirados. Luego, eleva la rodilla hacia adelante y estira esa misma pierna tanto como te sea posible hacia atrás. Realiza 15 repeticiones mientras evitas que el pie toque el suelo. Al culminar con esa pierna, cambia de extremidad y repite el mismo procedimiento con la opuesta.

Asegúrate de hacer este ejercicio con silla de acuerdo a tus posibilidades. Ciertamente, la idea es que subas la pierna tanto como puedas pero recuerda tomar en consideración tu nivel de elasticidad.

Kick lateral

Foto Referencial

Párate detrás de la silla y coloca los pies juntos para luego elevar la pierna derecha, como si quisieras dar una fuerte patada de lado. Después de hacerlo, baja la pierna y repite sin parar este ejercicio con silla hasta que completes las 15 veces. Seguidamente, comienza a realizar el mismo procedimiento pero ahora con la pierna izquierda. Para cumplir con éxito este movimiento, es importante que conserves la espalda recta todo el tiempo y que la punta del pie vaya con dirección al techo.

Lanzamiento de pierna

Foto Referencial

Por último pero no menos importante está el ejercicio en silla de levantamiento. Colócate de frente al espaldar de la silla, pon las piernas alineadas con la cadera. Luego, sube y realiza un lanzamiento hacia atrás con una de tus piernas mientras intentas mantener la postura lo más posible. Haz 10 repeticiones con cada pierna.

En solo 15 minutos puedas hacer estos ejercicios con silla, son bastante sencillos pero intensos, así que al hacerlos activas toda esa zona y trabajas de maravilla.

Lea También: 4 ejercicios que puedes intentar si hacer flexiones NO es lo tuyo

Con Información de: Glamour.mx

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados