Cómo afecta el estrés laboral a la salud

El estrés laboral, además de afectar la concentración de las personas, daña la salud digestiva pues provoca diarrea, estreñimiento, inflamación, irritabilidad del colon, dolor de estómago y otros malestares.

También puedes consultar: Horarios nocturnos ¿Provocan enfermedades? (+video)

De acuerdo a un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la presión o estrés en el trabajo también causa irritabilidad y depresión. Es importante entender que la oficina es como un segundo hogar para muchos,  ahí se pasa más tiempo que en cualquier otro lugar y los compañeros forman parte de esa segunda familia, subrayó.

También puedes consultar: Razones por las que tu salud es clave para tu desempeño laboralestrés laboral

Sin embargo, el ambiente laboral en la actualidad está lleno de estrés:

  • Los pendientes del día a día.
  • Las solicitudes urgentes.
  • Los tiempos de entrega.

También puedes consultar: Escoge la música adecuada para la concentración en el trabajo

Para mantener la salud, es importante que aprendamos a manejar el estrés laboral y entre las recomendaciones están:

  • Tomar las cosas con calma.
  • Cuando exista mucha presión lo mejor es hacer pausa.
  • Realiza una respiración lenta y profunda.
  • Activarse y decirle adiós al estilo de vida sedentario también ayuda a liberar tensiones.
  • Para mantener una buena salud digestiva es importante consumir probióticos,estos fortalecen el sistema digestivo y restauran la flora intestinal.

También puedes consultar: Programas saludables ayudan a reducir ausentismo y estrés laboral

De acuerdo con el análisis de la OMS denominado «La organización del trabajo y el estrés», este problema es la reacción que puede tener una persona ante exigencias y presiones laborales, producidas por diversas causas.

También puedes consultar: ¿Tienes un trabajo sedentario? Estas recomendaciones son para ti

Fuente: Dinero

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados