¿Cómo evitar un dolor de cabeza tensional?

Vas apurado y llegando tarde porque no encuentras las llaves; no pudiste terminar el trabajo que te encargaron, la noticia del día te llenó de ansiedad, el internet no funciona y para colmo se te fue la luz; con tanta presión no es complicado que te dé dolor de cabeza.

Generalmente las cefaleas se presentan cuando estamos tensos y estresados, porque sin duda la presión cotidiana es un detonante común de éstas y de las migrañas tensionales. Pero, además si tienes dolores de cabeza de otro tipo estos pueden empeorarse.

Por ello, ante la situación general que vivimos en Venezuela y en el mundo, por la incertidumbre producida por el Covid19 y toda la serie de problemas derivados de la pandemia, tenemos que mantener a raya la tensión nerviosa, no solo para evitar las cefaleas, sino también para que nuestro sistema inmunológico se mantenga fuerte y listo para defendernos de cualquier enfermedad.

Podemos tomar medidas sencillas para controlar el estrés que genera la batalla diaria. Pero sin duda, hay situaciones extraordinarias que desencadenan presión como el nacimiento de un bebé, la muerte de un ser querido, un cambio de trabajo o un divorcio; sin embargo, lo que nos desencaja diariamente es lo que casi siempre nos produce dolores de cabeza.

Responder sin tino a esos factores estresantes muy cotidianos es lo que nos puede provocar tensión muscular, llevar a rechinar los dientes, o a que se nos endurezcan nuestros hombros y es lo que precisamente hará que nuestras cabezas duelan.

Así que, a detener el ciclo …

Para comenzar ten presente el echar mano de las técnicas de relajación. Regálate, aunque sea media hora al día para realizar actividades que te resulten placenteras, como escuchar música, bailar, ejercitarte, leer un libro o jugar con tu mascota o ver una serie.

También puedes valerte de alguna técnica de relajación como meditación, yoga, taichí y la respiración profunda, esto seguramente puede tomarte entre 10 y 15 minutos y según los especialistas, es una de las mejores herramientas de aquietar la mente más oxigenar el cerebro, para que éste a su vez mande señales de serenidad al organismo.

También es importante simplificar tu vida, es decir, busca no llenarte de tantas actividades o tareas en un mismo día. Pide ayuda y distribuye los pendientes del hogar entre todos los miembros. Librarte de algunas tareas, aunque sean pequeñitas, te regalará al menos esos 15 minutos para la meditación que te acabo mencionar. Siempre busca priorizar, preguntándote qué es lo que realmente necesitas hacer, qué puede esperar y qué debes hacer.

 Lleva una agenda y ve tachando, pero no te llenes la cabeza de pensamientos recurrentes. Administra tu tiempo de forma inteligente llevando una lista de actividades diarias de las cosas de la casa y las del trabajo. Encárgate poco a poco, organiza tu día y haz una tarea a la vez. Ahora bien, trata de mantener un plan flexible para no estresarte.

Hábitos saludables indispensables…

dolor de cabeza tensional
Foto de Revista Ronda

El ejercicio que ya te mencioné y la alimentación balanceada son indispensables. La actividad física es una forma más que comprobada de evitar los dolores de cabeza, porque nos relaja y oxigena el cuerpo. Comienza con un calentamiento progresivo porque el ejercicio brusco e intenso genera cefaleas.

Por otra parte, comer inteligentemente, es decir, procurarnos una dieta con muchas frutas, vegetales y cereales integrales nos llenará de más energía y menos tóxicos, lo que permitirá a nuestro cuerpo a enfrentar de una manera más capaz el estrés.

Dormir reparadoramente es otro hábito indispensable para poder mantenernos saludables y sin dolores de cabeza. El estrés afecta el sueño, pero además la falta de sueño puede obstaculizar nuestra capacidad para enfrentar las situaciones tensas, porque se generan las hormonas asociadas al estrés, como la adrenalina y el cortisol.

Descasa, las pausas son necesarias y más si te sientes abrumado. Estirar o hacer elongaciones, respirar profundo e incluso caminar, ayudan. Abandona los malos hábitos como fumar o consumir en exceso alcohol o cafeína.

Buscar apoyo…

Ante situaciones agobiantes la búsqueda de apoyo para compartir las cargas es indispensable. Habla con tus amigos, familiares cercanos y pide colaboración. Pudiéramos hacer todo solos, pero sin duda, todo es mas sencillo cuando se comparte o se habla.

Permítete que otros te ayuden a sobrellevar un momento difícil te hará más sencillo a controlar el estrés. También puedes buscar hablar con un terapeuta o profesional y aprende a aceptar lo que no puedes controlar.

También modifica tu actitud siendo positivo, es vital aprender a darle una visión optimista a lo negativo, lo que hará más llevaderas las situaciones estresantes. Ver el vaso medio lleno y no medio vacío es para mí esencial.

Finalmente, reír a carcajadas también oxigenará tu cerebro ¿No sabes de qué reírte? Prueba viendo videos de comediantes. Cambia el ritmo y rompe la rutina haciendo algo distinto.

Por último…

Hay dolores de cabeza muy particulares que tienes que aprender a reconocer y que no se derivan del estrés. Por ejemplo, cuando se acompaña de fiebre, rigidez de cuello, erupciones de la piel, desorientación, convulsiones, visión doble, debilidad o dificultad para hablar.

También esos dolores que surgen después de una lesión en la cabeza, una caída o un golpe. Además, cuando el dolor se agudiza, aunque descanses y tomes analgésicas

Ante todo, esto debes acudir al medico de inmediato.

María Laura Garcia

REDES:

Instagram: @ATuSalud

YouTube: ATuSaludconMariaLauraGarcia

Facebook: ATuSaludEnLinea

Twitter: ATuSaludEnLinea

Lea también: Obesidad abdominal como causa de ansiedad y depresión

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados