Te contamos todo sobre la exfoliación

La exfoliación sirve para eliminar las células muertas que se acumulan en la superficie de la piel impidiéndole respirar. Las células de nuestra piel se multiplican, renuevan y, una vez que me mueren, se acumulan en nuestros poros provocando la liberación de un exceso de grasa.

Los poros obstruidos, además, impiden la absorción de los ingredientes antiedad o hidratantes de nuestros tratamientos de belleza, es por esto que una limpieza profunda de la piel es necesaria para gozar de una buena salud cutánea.

La exfoliación acelera este fenómeno natural estimulando la regeneración celular y la microcirculación sanguínea de superficie. Por todo ello, mejora el aspecto de la piel su suavidad y flexibilidad.

¿Qué exfoliante se debe elegir?

Foto Referencial

En gel o crema, con mini bolitas, en bote o tubo… Hay para todos los gustos y todas las pieles, eso sí, hay que saber diferenciar entre el exfoliante que usas para la cara y el que usas para el resto del cuerpo.

Para el rostro, son preferibles las texturas suaves con un exfoliante biológico (ácido salicílico), polvo de hueso de albaricoque, bolitas/granos de jojoba, microperlas de silicio (vegetal) o cetrino (mineral).

  • Himalaya Herbals, exfoliante facial: este exfoliante contiene gránulos naturales de hueso de albaricoque que eliminan con suavidad las células muertas de la piel sin dañar las barreras protectoras de la dermis. Además contiene ingredientes de origen natural como el aloe vera y el limón, que eliminan el exceso de grasa, arrastran la suciedad acumulada en los poros y ofrece un aspecto fresco a tu piel.
  • Jabón exfoliante con ácido salicílico: este jabón limpia en profundidad la piel gracias al ácido salicílico, elimina las bacterias acumuladas y ayuda a difuminar las manchas del rostro, provocadas por granitos o manchas del sol. Sus gránulos naturales de hueso de albaricoque eliminan la piel muerta y dejan los poros libres de suciedad.
  • Los cepillos faciales son un instrumento de belleza muy eficaz a la hora de exfoliar la piel, estimulan la circulación sanguínea y favorecen la absorción de productos de cosmética como las cremas o sérums antiedad.

Para retirar las células muertas del cuerpo puedes utilizar exfoliantes más fuertes, con fibras naturales de loofah o con cristales de sales marinas.

  • Esponjas: para eliminar la piel muerta de la espalda puedes optar por unos guantes para exfoliar brazos, piernas o torso y otra esponja, para limpiar las partes del cuerpo donde es más difícil llegar. No solo elimina las células muertas, sino que activa la circulación sanguínea para conseguir una piel más luminosa, tersa e hidratada. 
  • Sales del Mar Muerto: la sal natural del Mar Muerto que contiene este exfoliante vegano es perfecta para arrastrar las células muertas que impiden que la piel del cuerpo respire. Es 100% natural, perfecta para pieles sensibles. Además, contiene aceite de mango y kiwi para conseguir una hidratación total después de la exfoliación. Mejora la circulación sanguínea y evita la aparición de granitos en zonas como la espalda, así como el enquistamiento de vello por debajo de la piel.

¿Con qué frecuencia se debe hacer una exfoliación?

Foto Referencial

Todo depende del tipo de piel. Para las pieles secas y sensibles, una exfoliación cada quince días es suficiente; para un piel normal, una vez a la semana; y, para una piel grasa, dos veces a la semana.

Es importante recordar que toda exfoliación debe ir acompañada de un cuidado hidratante para restaurar capa protectora de la epidermis. Además, tampoco te olvides de que tras la exfoliación, nuestra piel absorbe mucho mejor todos los tratamientos que le quieras aplicar.

Lea También: Los ingredientes favoritos de las coreanas para una piel hermosa

Con Información de: Okdiario.com

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados