Crean un fármaco eficaz contra la mayoría de cánceres

Un equipo de investigadoras ha creado un nuevo fármaco que podría ser eficaz contra la mayoría de cánceres. El Omomyc, un medicamento experimental que ataca las células cancerosas, se probará en el Vall d’Hebron Barcelona Hospital Campus, el nuevo fármaco se podria empezar a ensayar en personas a partir del próximo año.

Los creadores del avance científico, precisan que el preparado ataca e inhibe el gen Myc, que se encuentra en las células sanas pero que estimula el desarrollo del cáncer.

Otros investigadores habían tratado de bloquear esta proteína anteriormente, pero sus tratamientos acabaron sin éxito por el daño que provocaban sobre los tejidos normales del cuerpo.

Prueban fármaco en pacientes

fármaco
Foto Referencial

Los responsables del estudio consideran útil el Omomyc, porque penetra en las células cancerosas y desactiva los oncogenes Myc sin provocar efectos secundarios graves en el paciente oncológico. Es por ello que creen que el fármaco experimental «merece desarrollo clínico».

El Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), contra el cáncer del hospital de Cataluña, ensayará los efectos del preparado en pacientes que presentan tumores. Lo hará bajo la tutela de la bióloga Laura Soucek, que lleva 20 años estudiando el gen Myc.

Nueva estrategia terapéutica

Foto Referencial

El centro sanitario español probará el fármaco después de que la investigadora y una colega suya del mismo instituto, Marie-Eve Beaulieu, haya conseguido superar dos de los obstáculos que impedían el avance de este tratamiento.

La aportación de Beaulieu ha sido clave para que la terapia molecular penetrará en las células cancerosas superando la membrana exterior del núcleo, algo que otros preparados anteriores no conseguían, quedando bloqueados en el perímetro exterior.

Tras ello, las dos mujeres científicas lograron mitigar los efectos secundarios de la terapia. Cabe destacar que el gen Myc se encuentra en el 25% de las células del cuerpo humano. Su labor es facilitar la multiplicación de células, un proceso clave en el crecimiento del organismo y la renovación de tejidos.

Ahora, Soucek descubrió que el proceso celular no se interrumpe cuando se inhibe la proteína. Solo las células cancerosas dependen de la actividad de este gen, por lo que desactivarlo abre una ventana de oportunidad para frenar un gran abanico de cánceres sin efectos sobre el resto del cuerpo humano.

Lea También: El cerebro viene «precableado» para facilitar la lectura en los humanos, refiere estudio

Con Información de: lavanguardia.com

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados