Cuidando la salud del pene

A continuación, los cuidados y costumbres que deberían asumir los hombres para evitar molestias y enfermedades:

El pene debe lavarse todos los días durante el baño con agua y jabón, de preferencia neutro. Para ello debe retraerse el prepucio hacia abajo con suavidad y dejar caer abundante agua.

En el caso de tener un  miembro circuncidado, se debe empujar la piel del pene hacia atrás y lavar bien el glande.

Al finalizar el baño, hay que secar muy bien toda el área genital para evitar la formación de hongos. Preferiblemente, con un paño distinto al que se usó para el resto del cuerpo.

Otras recomendaciones:

  • Ante una erección matutina, hay que evitar empujar el miembro hacia abajo porque puede provocarse una lesión. Lo más sensato es esperar unos minutos a que la erección baje por sí sola.
  • Si se trata de una erección imprevista, y en un momento inoportuno, también hay que esperar a que se quite por sí sola para no lesionar ligamentos, tendones o músculos del pene que dificulten tener erecciones en el futuro. Puede ayudar pensar en cosas poco agradables y nada sensuales.
  • Al cerrar o abrir el cierre del pantalón, hay que ser precavido y asegurarse que el pene no se encuentre en medio de la acción para evitar dolorosos pellizcos.
  • No se debe untar sustancias en el pene, a menos que sea recomendada para esa zona, ya que la piel de los genitales en más sensible que la del resto del cuerpo.

Fuente: elsiglodetorreon.com.mx

También puedes consultar:

Genitales masculinos mal aseados

Conozca cómo evitar una fractura de pene

La circuncisión, entre la salud y la contradicción


 

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados