Diabetes en niños y adolescentes ¿cómo tratarla?

Diabetes, una de las enfermedades más amargas que afecta a la población mundial. En Venezuela, la diabetes está ubicada como la cuarta causa de mortalidad (2011, Asociación Venezolana para la Prevención de Accidentes y Enfermedades –Avepae-).

Si para un adulto diabético es importantísimo conocer sobre esta patología, cuando se trata de un niño o un adolescente aún más. Estos jóvenes son seres en proceso de formación físico, mental y emocional, de ahí que sean tanto un reto como una excelente oportunidad para concientizarlos sobre su condición e inculcarles hábitos de vida saludables, sostenidos a lo largo de toda su vida.

Breve repaso sobre la diabetes

“La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por aumento sostenido y crónico de la glicemia, que son los niveles de azúcar en la sangre”, nos recuerda la médico endocrinólogo María del Valle Ortiz.

Entre los principales signos y síntomas que caracterizan la diabetes tenemos:

La polidipsia, que es el aumento en la ingesta de agua y líquidos

La poliúrea, que es el aumento en la frecuencia para orinar

La polifagia que es el aumento del apetito, sobre todo por alimentos dulces

La pérdida de peso

Además de cambios de humor y somnolencia.

embarazada

Lea además: Producen arroz para diabéticos y obesos

¿Cuándo se diagnostica?

La especialista comienza explicando que, en adultos, la diabetes muchas veces se diagnostica en el contexto de una infección urinaria o del área genital femenina.

Pero cuando se trata de niños, Ortiz señala que “el diagnóstico de diabético se hace incluso en los recién nacidos”, algo que tiene alta frecuencia ya que esos neonatos “tienen el diagnóstico de su mamá o papá diabético, o presentan ciertos síntomas” propios de la patología.

“Si se tiene una paciente diabética embarazada, desde ese mismo momento el médico debe hacer medicina preventiva, para evitar consecuencias”, comenta la doctora Ortiz. Está claro “que el bebé tiene la carga genética, entonces, lo que el médico hace es evitar las consecuencias”, reitera.

“En niños y adolescentes casi siempre van a debutar en edades muy tempranas con la diabetes de tipo 1, que es cuando hay un déficit completo de insulina”, informa  María del Valle Ortiz. “Estos niños debutan por lo general en edad preescolar, aunque también en edad escolar o de adolescentes”, agrega.

niña con diabetes se aplica insulina

Lea además: Las claves de Verónica Ortiz para sobrellevar la diabetes

Las alarmas se encienden con el aumento de casos

La médico endocrinólogo indica que “a pesar de que hay un incremento en  los casos, la estadística no es suficiente para hacer una proyección de la cantidad de niños y adolescentes que hay diabéticos en nuestro país, incluso a nivel mundial. Lo que pasa es que ahora con la medicina preventiva se han hecho mucho más diagnósticos de la enfermedad”.

Ahora bien, “hoy en día lo que hay es un incremento de diabetes tipo 2, relacionado sobre todo con niños que tienen antecedente de primer grado, es decir, padres, hermanos, abuelos que padecen la enfermedad, sumado esto a hábitos de sedentarismo y obesidad”, explica la galeno.

Lea además: Niños con obesidad y sobrepeso con propensos a sufrir de prediabetes

Por el mismo hecho de tratarse de niños, “es muy importante tener en cuenta los familiares en primer grado; deben hacerlo sobre todo los colegas pediatras quienes son los encargados de tratar este tipo de pacientes”.

adolescente obeso 4

Pero no duda en afirmar que hay factores externos que están incidiendo en la aparición de condiciones “prediabéticas” en niños y adolescentes: la vida citadina, la migración de familias del área rural a la ciudad, el cambio de alimentación, menciona como las más resaltantes.

Por otro lado, en cuanto al sedentarismo, María del Valle Ortiz pone las alarmas a sonar. “Con tanta información tecnológica, computadoras, video juegos, televisión, se está creando un patrón de vida sedentaria en nuestros niños. Hay estudios que demuestran que cuando se disminuyen las horas de ese tipo de elementos tecnológicos en un niño, y lo pones a hacer ejercicio, disminuye el riesgo de muchísimas enfermedades, entre ellas la obesidad. Porque la obesidad es considerada una enfermedad hoy en día, y ella sola es un factor predisponente para sufrir en un futuro de diabetes y enfermedades cardiovasculares”, resalta la médico.

Lea además: Hacer deporte desde la adolescencia reduce las posibilidades de sufrir diabetes

La diabetes es una enfermedad de la familia

Una vez diagnosticado un paciente diabético, hay una serie de patrones de conducta a modificar para garantizar su debido cuidado y calidad de vida.  “La educación comienza en la casa, entonces hay que ver el entorno familiar”, dice Ortiz.

niña desayunando sano

“El primer pilar para cualquier enfermedad metabólica es hacer cambios terapéuticos en el estilo de vida y eso implica cambios en la dieta y aumento del ejercicio acorde a la condición física y la edad”, resalta la médico endocrinólogo.

“Muchas veces cuando un niño es obeso tiene padres obesos, eso te indica que hay malos hábitos alimenticios en el hogar. Al hacer el diagnóstico con el nutricionista, el psicólogo y el endocrinólogo –todos ellos deberían ser especialistas en niños-, después se debe hacer un consenso en familia porque el cambio es para todos, no es una colaboración para el niño. Esa tríada ‘nutricionista, psicólogo y endocrinólogo’ es muy importante para que en esa casa, en el hogar de ese niño, todos puedan adaptarse al nuevo estilo de vida que se debe tener. Eso va a indicar comer distinto, que el niño aprenda a colocarse la insulina o medicamentos para su enfermedad; incluso debe avisarse en el colegio las horas de colocación de ese medicamento. Además, el niño debe comer sus comidas principales y no saltarse las meriendas. Por eso es que es una rutina diaria bien compleja que implica cambios en el estilo de vida”, enfatiza María del Valle Ortiz.

Agradecimiento:

María del Valle Ortiz, médico endocrinólogo. Clínica Félix Boada, Municipio Baruta

Teléfono de consultorio 0212-9030232

TWITTER: @mava23

Fuentes: avepae.org

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados