El 90% de los linfomas se curan con diagnóstico precoz, según estudio

El linfoma es un cáncer o enfermedad tumoral de una parte del sistema inmunitario, llamado sistema linfático, que afecta a los linfocitos, células de la sangre que ayudan a luchar contra las infecciones.

Este tipo de cáncer cuenta con unas altas tasas de curación con los esquemas de tratamiento quimioterápico estándar en primera línea, con un 90% de pacientes curados en estadios precoces y un 70% en avanzados.

Lea también:La ciencia sobre la eficacia de la homeopatía

Dada la situación, se hace imprescindible el estudio y debate de las últimas técnicas y tratamientos en pacientes con linfoma para conocer e investigar la forma de evitar la forma de evitar su reaparición.

Para Guillermo Rodríguez, jefe de Servicio de Hematología de Quirónsalud Sagrado Corazón ha revisado las mejores estrategias de tratamiento para los pacientes con linfoma de Hodgkin que presenten factores pronósticos de alto riesgo. Entre ellas, destaca Brentuximab (anticuerpo antiCD30).

“Un fármaco que ya ha comenzado a mejorar los resultados del tratamiento convencional, tanto en algunos pacientes que lo reciben en primera línea como, sobre todo, en pacientes que recaen o son refractarios”. Otros fármacos que han permitido mejorar el rescate de estos pacientes son los inhibidores de inmunocheckpoint y la terapia CAR-T, que se espera que salga próximamente, “tratando los linfocitos del propio paciente modificados genéticamente para combatir a la enfermedad, que está dando esperanzadores resultados en ensayos clínicos y que ya está disponible para otros tipos de linfomas”.

Así, la María Casanova, especialista del mismo centro, ha puesto de manifiesto la optimización del tratamiento en pacientes diagnosticados de linfoma de Hodgkin con estadio avanzado; aquellos en los que el tumor se encuentra extendido por gran parte del cuerpo.

“El principal avance de los últimos años se basa en la combinación del tratamiento quimioterápico estándar, al cual se le añade inmunoterapia personalizada contra las características del linfoma que padece el paciente”, explica la hematóloga. Asimismo, ha mencionado los desafíos que surgen en el tratamiento del linfoma de Hodgkin: “la introducción de nuevos fármacos tales, como brentuximab vedotina, y los inhibidores de check point, comienzan a posicionarse en la primera línea de tratamiento de este linfoma y en los tratamientos de rescate”.

El extraño caso de la curación de un linfoma de Hodgkin por la COVID-19 |  MUNDO | GESTIÓN

Tras la completa revisión sobre el linfoma de Hodgkin, Joaquín Sánchez, hematólogo, insiste en abordar el tratamiento de otro subgrupo de linfomas, los No Hodgkinianos CD30 positivos. “El tratamiento convencional de quimioterapia de primera línea basado en esquemas clásicos de quimioterapia en los subtipos linfoma B y T puede conseguir altos porcentajes de remisión completa, pero persistiendo una elevada tasa de recidiva tumoral”. En este sentido, ha afirmado que “afortunadamente, los esquemas de rescate de segunda línea incorporando anticuerpo anti-CD30 conjugado con toxina, son altamente eficaces consiguiendo segundas remisiones completas”. Así, la línea de investigación clínica actual incluye numerosos ensayos clínicos que incorporan el uso de anti-CD30 en la primera línea de tratamiento, con el fin de evitar la aparición de recaídas, ha resaltado Sánchez.

Con información de: Salud y Medicina

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados