Fisioterapia con inmovilizador mejora recuperación

En la actualidad no hay que pensar solo en inmovilización del hueso, sino también en el músculo y para eso existen algunos tipos de yesos elásticos que se colocan y se quitan, facilitando terapias de rehabilitación, evitando además la pérdida de la fuerza muscular.

Así lo asegura el fisioterapeuta, Gonzalo Gómez, quien señala que el uso del yeso ha mejorado, con inmovilizadores de huesos, permitiendo la recuperación de los mismos, sin abandonar el músculo.

«Antes se sacrificaba el músculo producto del vendaje. Pero con los nuevos inmovilizadores, más la terapia de corriente y movilizaciones corta de fisioterapia, ya no se tiene que esperar como antes tres meses para empezar la rehabilitación», afirma el fisiatra Gonzalo Gómez.

Foto Referencial

Lea también: Dispositivo menos invasivo que prótesis para fractura de cadera

Inmovilizadores elásticos

El también entrenador físico y profesor universitario, explica que estos inmovilizadores han cambiado inclusive hasta de diseño, en presentaciones elásticas, que facilitan la respiración de la piel y tratamiento de fisioterapia.

«Evita que la musculatura se atrofie, permitiendo colocar terapia pasiva», indica Gómez.

Para el especialista algunas personas con fractura de cadera optan por una férula de yeso, ante la imposibilidad de una intervención quirúrgica.

«Presentan contracciones del músculo, mientras el yeso se los permita. No todos tienen la capacidad de operarse. Inclusive, no se colocan yeso, sino un vendaje funcional, el cual restringe la movilidad de los segmentos articulares pero mantiene móvil la musculatura, es un reposo activo por así decirlo», resalta el fisioterapeuta.

Inmovilizadores permiten fisioterapia a la par del reposo

En cuanto a las lesiones en la mano, dice el fisiatra Gonzalo Gómez, se colocan inmovilizadores dependiendo del tipo de traumatismo, si fue en el tendón, músculo o hueso.

Foto Referencial

«Se hacen movilizaciones pasivas para de los segmentos y así evitar restricciones de articulaciones. Además se usa la corriente estimuladora para evitar perder el trofismo de la musculatura. Si hay cicatriz se insiste en la movilidad activa de la persona para que en la medida de sus posibilidades vaya moviéndose», destaca el profesor universitario.

Como parte del tratamiento, dice el fisioterapeuta se emplea la terapia del espejo, la cual consiste en enfocar los ejercicios en el miembro no afectado, estimulando la musculatura «del otro lado, haciendo ver al paciente que está moviendo el que tiene afectado con una recuperación efectiva».

Respetar cargas de peso

También recomienda el fisioterapeuta, si la persona tiene fractura y el la extremidad inmovilizada, no quitarse el yeso, ni sobreexigirse con las cargas, cuando reciba terapias.

«Hay que respetar las dosificaciones del fisioterapeuta. Las descargas de peso del tren superior e inferior», apunta el entrenador físico.

En este sentido, el especialista dice que tradicionalmente el médico tratante mandará a una persona con fractura reposo de tres meses y ciertamente el hueso se consolidará.

Foto Referencial

Mejorías durante fisioterapia

«Pero hay estudios que evidencian que la descarga de peso progresiva o los pequeños pasos guiado por el fisioterapeuta evitará inflamaciones posteriores al momento de retirar el yeso», destaca Gómez.

Entre las recomendaciones destaca el fisioterapeuta, evitar el exceso de fármacos, buscando aliviar dolor por fracturas de extremidades y no subestimar el descanso, debido que en esto último radica gran parte de la recuperación del paciente.

El fisioterapeuta, Gonzalo Gómez, coloca a la disposición sus cuentas  @gonchaft @fisiogofit tanto en Instagram como Twitter para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Lea también: Rutina de ejercicios para fortalecer piernas y caderas

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados