¿Por qué debes fortalecer el suelo pélvico?

El suelo pélvico es un conjunto de músculos ubicado entre el pubis y el coxis de la mujer, con forma de hamaca, que cierra la cavidad abdominal por su parte inferior y sujeta la vejiga, la vagina y el recto. Durante nuestra vida sexual y fértil, esta zona cobra una vital importancia.

El suelo pélvico cumple dos funciones muy importantes:

Cierra la vejiga, el útero y el recto, impidiendo la salida de la orina o heces al exterior.

Sujeta los órganos de la vejiga, útero y recto. Conjuntamente, ayuda a conservarlos en la posición correcta y contribuye en el equilibrio pélvico.

Además,  es el encargado de conservar en buena forma los órganos de la vejiga, útero y recto.

pelvis

Lea también: Ejercitar el suelo pélvico mejora las relaciones sexuales

Trastornos más frecuentes

La alteración más frecuente del suelo pélvico es su debilitamiento: se acentúa su forma de hamaca, incrementa su concavidad y deja de efectuar sus funciones de sujeción de los órganos y cierre de los conductos. Su debilitamiento puede provocar:

Incontinencia

El trastorno más habitual es la incontinencia de orina y de gases. Esta se origina cuando se eleva la presión intrabdominal, es decir, cuando estornudamos, saltamos o andamos rápido.

Prolapsos

Más graves son los prolapsos: la salida de los órganos pélvicos (útero, vejiga, recto) por la vagina o por el recto.

Lea más: Evita los prolapsos genitales

Disfunción sexual

Otro problema significativo que logra producirse por el debilitamiento del suelo pélvico son las disfunciones sexuales. Se revela con una disminución en la calidad de las relaciones y dolor durante el coito.

pelvis con rosa roja

Situaciones en las que sufre el suelo pélvico

Las principales situaciones de la vida de las mujeres en las que este suelo padece modificaciones y deja de desempeñar correctamente su misión son:

El embarazo: Durante el embarazo, se incrementa el peso del útero y se dan numerosos cambios hormonales, esto induce un fuerte debilitamiento en la musculatura del suelo pélvico.

El parto: Principal causa de debilitamiento, al dilatarse en el momento del parto, causa distensiones y alteraciones musculares.

La menopausia: La disminución de las hormonas durante el climaterio origina una pérdida de fuerza muscular pélvica.

Atrofia por desuso: La musculatura perineal se atrofia por no ejercitarla, es ineludible movilizar la musculatura todos los días.

Cirugía: Intervenciones previas en la zona del suelo pelviano contribuyen con su debilitamiento.

El envejecimiento: Estimula un descenso del tono y de la masa muscular del suelo pélvico.

Lea también: ¿Tamaño de la vagina se reduce por falta de sexo?

¿Cómo fortalecer el suelo pélvico?

Si sigues estas recomendaciones lograrás fortalecer tu suelo pélvico y evadir cualquiera de los trastornos que hemos mencionado, desde la incontinencia hasta los prolapsos:

Ejercicios de kegel: Se basan en la contracción de los músculos del suelo pélvico. Para identificarlos, cuando orines trata de cortar el chorro espontáneamente. Esa es la acción que debes ejecutar durante estos ejercicios.

Yoga y pilates: Determinados ejercicios de yoga y pilates, como hacer el puente sujetando un balón entre las piernas, ayudan a fortalecer la musculatura pélvica.

Juguetes eróticos: como las bolas chinas, o los conos y las pesas vaginales. Conjuntamente de fortalecer tu suelo pélvico, mejorarás tu vida sexual. Eso sí, si tienes incontinencia o has sufrido prolapsos, es mejor que antes lo consultes con tu médico.

Comida sana: llevar una dieta balanceada igualmente ayuda a fortalecer el suelo pélvico.

Cuidar nuestra postura: Caminar erguidas favorecerá al fortalecimiento de los órganos pélvicos.

Fuente: Imujer

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados