Gastritis: Qué es, causas y síntomas

Sustancias como los antiinflamatorios, la aspirina o el alcohol pueden irritar la mucosa gástrica, causando dolor de vientre, náuseas o inapetencia. Conoce cómo evitar la gastritis.

Comencemos diciendo que, la gastritis es una inflamación de la mucosa gástrica, es la capa de células que reviste el estómago por dentro protegiéndolo de la acidez de los jugos gástricos.

Esté término también se confunde con dispepsia, que es el dolor o molestias en el abdomen superior, los síntomas de quemazón, presión o plenitud se relacionan muchas veces.

La gastritis puede estar producida por múltiples causas

  • Alcohol
  • tabaco
  • Alimentos
  • Fármacos
  • Cirugías importantes
  • Infecciones

Los síntomas pueden variar, ya que cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente.

Los más frecuentes son dolor de estómago, náuseas, vómitos, eructos, ardor, o presencia de sangre en el vómito o en las heces.

Tipos de gastritis

  • Por agentes corrosivos
  • Infecciosa
  • Eosinofílica
  • Granulomatosa
  • Linfocítica

Gastritis aguda

¿Sabías que la gastritis varía mucho?

Hay casos de hemorragia digestiva (vómitos con sangre o negruzcos). Dicha hemorragia puede ser muy sutil, manifestándose únicamente a través de anemia leve debida a las pequeñas pérdidas de sangre que se producen. 

A través de la toma de mucosa gástrica en la gastroscopia, se puede realizar una determinación de H. Pylori.

Mediante de una reacción química rápida para obtener un resultado en minutos.

Tratamiento de la gastritis aguda

Existen diferentes opciones para el tratamiento de la gastritis aguda.

Hay veces que, no es necesario tratarlas, dado que las gastritis se pueden resolver espontáneamente.

En primer lugar es importante evitar los alimentos irritantes, como:

  • café
  • alcohol
  • pimienta
  • mostaza
  • vinagre

Se aconseja fraccionar las comidas en una menor cantidad evitando la plenitud, así como evitar guisos muy elaborados.

En cuanto a los antiinflamatorios, en el caso de que sea obligatorio, se hará después de las comidas, no en ayunas y con protección mediante omeprazol.

Los fármacos se pueden utilizar para prevenir la aparición de gastritis y tratarla son los antiácidos, los antagonistas H2, o el sucralfato.

En la actualidad, la primera línea de tratamiento para la dispepsia son los inhibidores de la bomba de protones, destacando omeprazol, pantoprazol, rabeprazol, lansoprazol y esomeprazol.

La gastritis mejora a medida que lo hace la situación del enfermo, desapareciendo las lesiones a las 48 horas de la agresión aproximadamente.

Cuando aparecen complicaciones como la hemorragia digestiva puede ser necesaria la realización de una gastroscopia, aunque la mayoría de las veces, la hemorragia cede de forma espontánea sin necesidad de realizar pruebas invasivas.

Lea también: Gastritis infantil es asintomática y se relaciona con estrés

Con información de: https://www.webconsultas.com/

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados