Los inigualables beneficios del aceite de semilla de calabaza

Las semillas de calabaza son sumamente deliciosas y saludables; lo mismo ocurre con el aceite de semilla de calabaza, que se obtiene de ellas. Se caracteriza por su intenso sabor a nuez, convirtiéndolo en una exquisitez en la cocina.

Lea también:La ciencia sobre la eficacia de la homeopatía

El aceite de semilla de calabaza destaca por su contenido en vitamina E, carotenos, y sobre todo ácidos grasos poliinsaturados que son esenciales de la familia omega-6.

Para potenciar su efecto saludable, debe ser mezclado con aceite de oliva y de lino, que aportará su ácido alfalinolénico, precursor de la familia omega-3.

Para los científicos de la Universidad Tecnológica de Graz, ningún otro aceite similar tiene tantos antioxidantes como este. Combaten los radicales libres del cuerpo, que además, son los responsables de ciertas enfermedades.

Propiedades

Ayuda a controlar el colesterol LDL

Las grasas que componen el aceite de semillas de calabaza tienen un efecto positivo sobre el nivel de colesterol LDL. Cuando este es demasiado alto puede favorecer trastornos graves como como los infartos de corazón y cerebro.

En buena parte los efectos beneficiosos son debidos a su riqueza en ácido oleico, el mismo que predomina en el aceite de oliva, que puede reducir el colesterol LDL malo y aumentar el colesterol HDL bueno.

Nutre la piel y el cabello

Debido a sus valiosas propiedades, el aceite no solo es apto para el consumo interno, sino también para su uso sobre la piel y el cabello.

Puedes agregar el aceite a tu champú o masajearlo sobre el cabello sec. De esta manera da brillo al cabello, reduce la caspa y favorece el mantenimiento de la hidratación del cuero cabelludo.

Es bueno para la próstata

El aceite de semilla de calabaza ha mostrado resultados prometedores como terapia alternativa para la hipertrofia benigna de próstata (HPB), según un estudio de la Universidad Sangmyung, de Corea del Sur. La HPB es una afección común en la que la próstata se agranda.

También sirve para tratar la vejiga hiperactiva. Para conseguir resultados es suficiente con una cantidad mínima: de 500 a 1.000 mg, que se pueden tomar en forma de perla de aceite.

Con información de: Cuerpo y Mente

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados