Mascarillas elastoméricas, qué son y dónde comprarlas

El debate sobre las mascarillas no ha parado desde el inicio de la pandemia de la covid-19. En los primeros días del estado de alarma se discutía sobre su conveniencia y no se planteaba una obligatoriedad, sobre todo por la escasez de material accesible para los ciudadanos. Ahora muchos usan las mascarillas elastoméricas.

Cuando empezaron a estar disponibles y a bajar de precio, se estableció esa obligación de llevarlas en público. Una vez asumido que los modelos FFP2 y FFP3 son los más fiables en el mercado, se reabre el debate sobre otro formato recomendado por los expertos, y que curiosamente lleva mucho tiempo en el mercado para usos específicos, sobre todo en la construcción. 

Beneficios de las mascarillas elastoméricas

Son una opción más duradera y menos costosa: están hechas de un material flexible, parecido al caucho, que puede ajustarse a casi todos los rostros y soportar múltiples limpiezas sin pérdida de efectividad. Estos dispositivos, que se asemejan a las máscaras de gas, utilizan un filtro reemplazable. 

Según explica José Luis Jiménez, catedrático español de Química y Ciencias Ambientales en la Universidad de Colorado (EEUU), las mascarillas elastoméricas son mejores que las FFP2 o las FFP3; si éstas últimas se ajustan bien, pero el problema no es el filtrado sino la precisión del sellado. 

Según el especialista, si se deja un pequeño hueco, los aerosoles escapan o entran por él. Jiménez aclara que las elastoméricas separan estas dos funciones, puesto que tienen un buen filtro y un material similar a la silicona, que sella a la perfección. 

Según el experto, estas mascarillas utilizan material N95, uno de los más eficaces, ya que tiene capacidad de filtrado de las partículas del 95%, y además disponen de silicona para que el ajuste sea mucho mejor. Se crea un sello de base cómodo y ajustado alrededor de la cara que minimiza las fugas.

Jiménez afirma que las mascarillas elastoméricas son «menos fastidiosas de llevar»; el hecho de ser reutilizables y soportar un gran número de lavados sin perder eficacia también es un factor muy a tener en cuenta.

Igualmente, las mascarillas de tela de tres capas también funcionan bien, aunque no son las ideales para sanitarios; pero, sí sirven para una persona que va a ir al supermercado. 

Jiménez es concluyente acerca de las mascarillas irregulares e inútiles que solamente se usan para evitar multas, como las de rejilla transparente; opina que deben prohibirlas, y que quien las haya autorizado debería pagar esa decisión con la cárcel.

Dónde comprar las mascarillas elastoméricas

Foto Referencial

Las mascarillas elastoméricas no son tan sencillas de encontrar en los comercios habituales o farmacias, dado que hasta ahora se ha utilizado principalmente en ciertos gremios, especialmente en construcción, limpieza o control de plagas.

Jiménez recomienda las de la empresa Envo Mask, a la venta por medio de la web de la marca envomask.com. Son muy caras en relación a los EPIs disponibles en el mercado: 79 dólares la unidad.

No obstante, el hecho de ser reutilizables y no perder eficacia de filtrado con los múltiples lavados hace que acaben amortizándose en poco más de un mes, siempre y cuando se venga optando por las FFP2 o FFP3 en una apuesta por la máxima protección.

Lea También: Sarna en humanos: causas, síntomas y tratamientos

Con Información de: Webconsultas.com

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados