Un reciente estudio advierte sobre la obesidad infantil

Una reciente investigación llevada a cabo por la FIC Argentina y UNICEF refleja que el sobrepeso y la obesidad conmueven fundamentalmente a los niños, niñas y adolescentes de los sectores más vulnerables, situación que envuelve graves consecuencias no sólo para su salud física y desarrollo psicosocial, sino además para la salud pública. 

Los chicos de bajo nivel socioeconómico poseen un 31% más de probabildades de tener sobrepeso que los chicos de alto nivel socioeconómico, según un estudio divulgado por la Fundación Interamericana del Corazón Argentina (FIC) y UNICEF. El estudio igualmente indica que los adolescentes con sobrepeso poseen un 25% más de factibilidad de consumir tabaco. La investigación tiene como finalidad, “Las Brechas Sociales en la Epidemia de la Obesidad en Niños, Niñas y Adolescentes de Argentina: Diagnóstico de Situación”, es analizar la tendencia de sobrepeso y obesidad comparando la Encuesta Mundial de Salud Escolar (EMSE) del año 2007 con la del 2012. Los resultados señalan que la prevalencia de exceso de peso  en jóvenes de entre 11 y 17 años aumentó de 17,9% a 27,8% y específicamente la de obesidad creció de 3,2% a 6,1%.

Desmitifican conceptos 

“El principal aporte de la investigación es que corrobora que la obesidad y el sobrepeso en la Argentina son un problema con un mayor riesgo asociado a la pobreza, como también muestran estudios realizados en otros países, y desmitifica la idea de que la obesidad está asociada principalmente a los sectores de mayores ingresos”, aseveran desde el  área de políticas de alimentación saludable de FIC Argentina.

“Los diversos condicionantes que determinan la obesidad están asociados a la poca accesibilidad que tienen los sectores populares a los alimentos de calidad, con mayor contenido de fibras, menor densidad calórica y menor contenido de sal y azúcares refinados”, resaltó Fernando Zingman, especialista en salud de UNICEF.

Así mismo, expresó que la elección de los alimentos  depende en buena medida del presupuesto familiar que muchas veces, excluye los productos más sanos porque son los más caros. El otro condicionante clave que indicó Zingman es el “sedentarismo en aumento”, que afecta tanto a los chicos como a los adolescentes.

También puedes consultar: El maní y la crema de maní previenen la obesidad

 Fuente: iariohoy

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados