Todo lo que debes conocer sobre el omeprazol (+Detalles)

El omepreazol es uno de los fármacos más populares, que se utiliza para tratar la úlcera gástrica como alivio de algún dolor. Su seguridad y eficacia está detrás de su éxito, pero un abuso de esto puede causar indigestión.

Lea también:La ciencia sobre la eficacia de la homeopatía

La llegada del omeprazol, en el año 1989, marcó un antes y un después en el control de las molestias en el estómago. Pero su historia comenzó 20 años antes, con el desarrollo de la molécula por parte de la empresa sueca Aktiebolaget Hässle, aunque se atascó al no ser capaz de dar con la clave que impidiera la rápida destrucción del principio activo al entrar en contacto con el ácido gástrico.

La solución llegó de la compañía AstraZeneca-famosa actualmente por su vacuna contra la COVID-19-que encontró la formulación que daba estabilidad al omeprazol y que posibilitó su desarrollo comercial.

El 9,4% de la población toma omeprazol a diario y el coste del tratamiento es de 10 céntimos al día

Avisos por el abuso

El doctor Antonio Moreno, especialista en aparato digestivo del Hospital de Jerez de la Frontera (Cádiz), no tiene ninguna duda: “Sí existe un consumo abusivo de inhibidores de la bomba de protones (IBP), en cuya familia se encuentra el omeprazol. Son de los fármacos más consumidos en España y en los países occidentales, pero no siempre se usan con una indicación apropiada, como sucede en un 50% de los casos”. Primer aviso. “El motivo fundamental es el concepto banalizado de gastroprotector, en general, que tienen los IBP entre la población general y el colectivo sanitario. Esta situación malentendida es la que genera más indicaciones inapropiadas de uso de estos medicamentos”,

 “Fármacos que, como cualquier otro, tienen efectos adversos y que hay que usar en las situaciones adecuadas, a las dosis correctas y el tiempo necesario”. Segundo aviso.

Foto: Foto: Unsplash/@jonathanborba.

En la farmacia

El alivio de los síntomas gástricos que ofrece el omeprazol pesa más que los riesgos y esto se ve en la farmacia, en el alto número de las prescripciones médicas.

«Para pacientes que sufren reflujo gástricomás de 2 veces en semana y para prevenir problemas estomacales (principalmente úlceras) por el uso prolongado de corticoides orales, antiinflamatorios, etc… Y en la demanda de presentaciones sin necesidad de receta», detalla el farmacéutico Javier Velasco.

Este especialista, miembro de la Subcomisión para la Revisión del Uso del Medicamento de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC), entiende la enorme aceptación de omeprazol porque “la acidez de estómago genera unos síntomas muy desagradables; se puede describir como si te estuviera quemando el corazón, ya que la acidez se ‘escapa’ del estómago y ese reflujo se irradia por el esófago hacia el pecho. Cuando esto ocurre más de dos veces en semana, es de gran ayuda y al ser un medicamento seguro y tener tan pocos efectos secundarios, se ha convertido en un fármaco muy popular”.

“Si de forma puntual una persona sufre algunas molestias después de una comida abundante o de consumo de alcohol, lo que debería realizar es un control de su dieta en las siguientes horas, con una ingesta suave y no comenzar a consumir estos fármacos”, detalló el Dr Moreno.

Foto: Fachada de la nave industrial de la empresa Farma-Química Sur SL, de Málaga, que comercializó minoxidil en lugar de omeprazol. (EFE)

Cuándo debes tomarlo

  • Tratamiento de la úlcera de la mucosa gástrica o duodenal.
  • Terapia erradicadora del Helicobacter pylori.
  • Prevención de las úlceras gastrointestinales por estrés en pacientes graves ingresados.
  • Prevención de lesiones gastrointestinales por antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y aspirina en mayores de 65 años, personas con antecedentes de úlcera o que estén tomando corticoides o anticoagulantes.
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico.
  • Esofagitis.

Así pues, queda suficientemente claro que el omeprazol no debe tomarse como antídoto antiexcesos y ni su altísima seguridad puede garantizar que un consumo abusivo e injustificado no nos acabe amargando la salud.

Con información de: Alimente

Comparte este artículo:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Continua leyendo

Artículos relacionados